Presidenta PACMA madre perro
La presidenta de PACMA, Silvia Barquero

Locos de atar

No conozco a nadie que no quiera a sus mascotas o que, de no tenerlas, no respete a los animales. Y cuando digo a nadie, es a nadie. Algunos llegan a respetarlos incluso mucho más que quien tiene un perrazo metido en un piso de 40 metros porque, evidentemente, ese no es un lugar apropiado para un perro y el animal sufre.

Partiendo de esa base he de decir que una cosa es el respeto por los animales y otra muy distinta el nivel al que llegan muchos animalistas: poner la vida de un animal a la misma altura que la de un ser humano e incluso por encima de esa vida. Ese es el extremos al que ha llegado la presidenta de PACMA, Silvia Barquero, cuando se le ha preguntado sobre la experimentación de medicamentos en animales.

La respuesta de esta simple es como para que uno se quede alucinado y se pregunte si realmente los que están muy por debajo del nivel de un animal son los irracionales miembros de ese partido. Barquero llega a decir lo siguiente: “Bueno, eh..el eterno dilema, ¿no? De tu madre o tu perro”.

¿El eterno dilema? ¿Vive Barquero con un dilema como ese? ¿Es posible llegar a estar tan sumamente desequilibrado? Pues parece que sí porque es muy llamativo lo que sucede, por ejemplo, cuando un torero o un cazador mueren y los fieles y descerebrados seguidores de este partido se alegran por ello.

¿Eterno dilema? El eterno dilema será saber si esta gente está bien de la cabeza porque no hay ningún dilema posible. Me pregunto si esta mujer tendrá hijos y qué pensaría si sus hijos tuvieran ese gran y eterno dilema. Es probable que no le importara hasta que un buen día los hijos tuvieran que decidir entre su madre o su perro.