Censura Pedro Sánchez
Pedro Sánchez

Le han bastado solo unos meses en el gobierno

Podríamos decir que Pedro Sánchez, el todavía presidente del gobierno, ha batido un récord mundial, el de controlar absolutamente todos los medios de comunicación y redes sociales para que solo queden los que hablen bien de él, es decir, una décima parte de los españoles que usan las redes sociales.

Esta mañana, “sorprendentemente”, nos hemos encontrado con que la página de El Diestro en Facebook ha sido silenciada y uno de los administradores y editores de esta web, yo mismo, eliminado por completo de esa red social. Para ser exactos Facebook me ha informado que mi cuenta ha sido “inhabilitada”, es decir, cerrada por completo.

Pero no se crean que ha sido porque haya publicado vídeos de decapitaciones o compartido alguna transmisión en directo de algún salvaje asesinato, no, ha sido porque desde nuestra página y desde mi perfil personal defendemos con firmeza la unidad de España, nos oponemos al pensamiento progre dominante, encabezado por el okupa de La Moncloa, y pretendemos que no se le vote. Es decir, para Facebook podemos influir en la decisión de voto de muchos españoles y somos “peligrosos” porque no apoyamos el voto a la extrema izquierda, al separatismo o a los proetarras de Bildu, que esos sí que son buena gente.

Pero, vaya faena para Facebook, para Pedro Sánchez para los proetarras y los separatistas, las visitas diarias que seguimos teniendo en nuestra web siguen superando las 100.000 páginas vistas diarias y, por mucho que intenten callarnos, nuestro crecimiento en audiencias es imparable, sube mes a mes.

¿Y qué han conseguido con esto? Lo único que han conseguido es darnos la razón sobre algo que ya sabíamos. Temen la opinión diferente. Temen a los que no se acomodan a los dictados. Temen a los que no comulgamos con el pensamiento único y temen, y eso es lo más grave, que sigamos haciendo fuerza para conseguir que Pedro Sánchez no repita en la Moncloa.

Y es lógico que lo teman. Es lógico que nos tengan miedo porque la verdad se va a imponer sobre las modas. La razón sobre el pensamiento único y la justicia de la gente sobre las ansias de poder de unos pocos. Quizás no sea el próximo 28 de abril, quizás sea algo más tarde, pero el miedo que tienen huele a kilómetros. Los vamos a echar desde las urnas, no como hacen ellos que pretenden echarnos silenciando nuestras opiniones con bloqueos en redes sociales o con violencia.