Julia Otero Jordi Évole Papa
Julia Otero

Este Papa me recuerda a Gallardón

¿Recuerdan que hace unos años cuando se le preguntaba a alguien de izquierdas qué candidato le gustaba más para el PP siempre decían que Gallardón? Pues eso le sirvió a Gallardón para no gustar nunca a los votantes del PP. Lo mismo pasa con este Papa, a todos los comunistas y ateos les gusta, un buen motivo para que no guste nada a quien debería de gustar, a los católicos.

No hacía falta ver la entrevista de Évole para darnos cuenta de qué pie cojea este Papa. Parece creer más en Fidel Castro que en el propio Jesucristo. Y eso les gusta mucho a los progres, los religiosos que parecen cualquier cosa menos religiosos. Bergoglio se ha convertido en los últimos tiempos en uno de los mayores líderes de la extrema izquierda a nivel mundial. Cuanto mejor les cae a ellos, peor nos cae a los que no comulgamos con esa ideología.

Tras la entrevista que Évole le realizó en La Sexta fueron muchos los progres que se deshicieron en elogios ante Évole y ante el Papamunista. Uno de esos progres tan elogiosos fue Julia Otero quien dijo un par de sandeces en plan corporativista, sectario y ridículo para deshacerse en la alabanzas con entrevistado y entrevistador.


Así está muy bien, dando jabón en plan corporativista de Atresmedia y de la progrez patria. Primero dejando claro que no es creyente, no sea que vaya alguien a pensar que no es progre de los pies a la cabeza, después alabando al programa de la casa a ver si hacemos un poco la pelota al jefe y nos van renovando el contrato sin problemas.

Pero lo mejor llegó con una pregunta que le hicieron a Otero tras ese comentario: “Y como mujer feminista, ¿qué opinión te merece?” Atentos a la respuesta de Julia es la monda.


¿El jefe de los curas? Qué simpleza, ¿no? Un jefe de estado, cabeza visible de la religión con más fieles del mundo, ¿jefe de los curas? Y la preguntita también se las trae, qué tendrá que ver una cosa con la otra.

Pero la conclusión de todo esto es que el Papamunista cae muy bien a los pijomunistas. Algo estarás haciendo mal Bergoglio, ¿o demasiado bien para tus intereses?