Esperando (sentado) a que Pedro Sánchez felicite la Semana Santa

Hoy se da incio a la semana más importante del año para los católicos, la Semana Santa. Hoy es Domingo de Ramos y la mayoría de españoles, que somos católicos, empezamos una semana de celebración que culminará el próximo domingo con el Domingo de Resurrección. Una celebración digna de ser felicitada, incluso por los que no profesan la religión católica. Y por eso estoy esperando (sentado) a que Pedro Sánchez felicite la Semana Santa a todos los católicos españoles, como hace con el Ramadán.

¿Y lo hará? Imagino que no.

Imaginamos que Pedro Sánchez no felicitará la Semana Santa porque es un sectario, y su sectarismo no le permite cumplir con la gran mayoría de sus compatriotas.

Una razón más para no votar a este individuo cuyo único objetivo es crear discordia y romper España. Porque no molesta que felicite el Ramadán a los musulmanes, eso no es criticable; pero si es criticable y molesta que felicite a unos y a otros no.

Pedro Sánchez nunca ha felicitado la Semana Santa porque él es un radical. Y a lo mejor hoy lo hace, porque estamos en campaña electoral y hay que quedar bien. Pero no lo olvidemos, si lo hace es por interés personal, no porque lo crea de corazón, porque él odia a la Iglesia y a lo que representa.

Así es Pedro Sánchez, una mala persona.