El Señorito
Lamentablemente no hemos localizado una imagen de El Señorito

Volvemos a hacer un homenaje a los toreros humildes, a los toreros que no triunfan, que no mandan en la tauromaquia, pero sin ellos no sería posible la Fiesta Nacional. Y lo hacemos de la mano de Antonio Postigo, El Señorito. Esta es la historia taurina de El Señorito:

«Cuando se lidiaba el primer toro de la novillada efectuada, en Madrid el 15 de julio de 1923, («Andaluz», «Gallito de Zafra» y «Bogotá», con ganado de García Resina), saltó al ruedo un espontáneo vestido de señorito, toreó muy bien con el capote, se lo llevaron los guardias y pocos días más tarde, el 21 de igual mes, sábado, se presentó en la misma plaza como profesional, en una novillada nocturna, para estoquear un novillo, y quedó bien.

Era Antonio Postigo, a quien apodaron «El Señorito», porque con este mote fué designado por cuantos le vieron como espontáneo. Toreó alguna novillada más, una en Zaragoza, con feliz éxito, y actuando en, esa Plaza de Jaén el 15 de agosto del mismo año, sufrió tan grave cornada de un novillo de la ganadería de Sampere, que, después de luchar entre la vida y la muerte durante algún tiempo, dejó de existir en esa ciudad el 22 de septiembre del mencionado año 1923. Contaba veintiún años, por haber nacido en Sevilla en 1902».