sánchez

En cuanto le vi la primera vez la cara le calé, es más, su figura me delataba que estaba ante uno de los tahúres que salen en las películas de gánster, de esas películas baratas de buenos y malos, de ladrones y buscadores de lo ajeno, lo único que le faltaba era la cicatriz en su cara en su parte izquierda, sombrero tejano, sus botas y sus revólveres, bueno, después he visto que no le hacían falta las pistolas. Este falso tejano, a mí al menos no me ha sorprendido   nada de cuanto hace, dispone y engaña. Engaña en todo como si fuese un tahúr. No comprendo como un hambre así, ha podido ocupar el sillón de la Moncloa, donde tiene a su disposición aviones, helicópteros y un sinfín de prebendas que sin pistolas y sombrero tejano no habría podido engañar a nadie, pero se valió de tretas y engaños para buscarse amigos, que, como los pistoleros, iban de rancho en rancho buscando amistades peligrosas para sus fines de hacerse dueño del cotarro.

El Gobierno comandado por este pistolero de mentirijilla y de peli barata, ha salido un poco airoso después de haberle dado Bildu sus votos para sacarle adelante sus decretazos con las siglas de esta partido etarra y cosa curiosa que a los pocos minutos un representante abertzale invirtió insultos contra las Fuerzas de Seguridad del Estado. Y es ahora cuando este “falso pitorreo” me hace pensar que como este hombre es de pensamiento retorcido, quien me dice que este artista por aquello de los votos ¿no tendría esto ensayado supuestamente? Con este hombre habrá muchos supuestos, no da cocidos sin apuntar primero y ahora me digo: como estamos próximos al día de las elecciones, cualquier estrategia vale en una partida de cartas y viendo los gustos de este mentiroso, traicionero y otras verdades no me hacen pensar otra cosa.

Las normas de urgencia son tan “urgentes” como la equiparación de los permisos de paternidad. O como las nuevas medidas sobre el alquiler, la recuperación del subsidio a los desempleados mayores de 52 años, los cambios en la contratación en el sector de la estiba y la inversión del superávit de autonomías y ayuntamiento, son meras medidas electoralista.  También hay que tener agallas para valerse en un suicidio para colar la eutanasia en campaña. Este falsario y tramposo aún jefe del ejecutivo de España para mí y creo que para muchos millones de españoles con todo esto se habrán quedado con la boca abierta de haber visto como un hombre, no empotra quien sea, si el pistolero parodiado o el propio jefe del ejecutivo se ha cobijado ante esta muerte, llamada eutanasia.

No sé cómo llamar a este socialismo, que nombre le debo colocar para estas siglas que ya se han quedado obsoletas hasta tal punto que estos sociatas de mala suerte para España la están dejando sin alientos y sin saber repararla por nadie. Ayer vimos un desagradable forcejeo en el Parlamento Vasco que en boca de Hermann Tertsch dijo estas palabras en ABC. “ETA llamó nazi a la Policía española. Desde la tribuna del Parlamento regional, un terrorista de una banda que asesinó a cientos de policías llamaba nazis a los compañeros de sus víctimas. Y el partido del Gobierno de España, el PSOE, acababa de votar en favor de los terroristas y en contra los policías. España, abril de 2019. Desde ayer y gracias al PSOE de Sánchez y al PNV, ETA cuenta con una ley «contra abusos policiales» para perseguir y acosar a la Policía y a la Guardia Civil. Sin que medien jueces. Sánchez regala a los separatistas esta arma para su operación de acoso a las Fuerzas de Seguridad del Estado con denuncias sobre supuestos malos tratos entre 1978 y 1999.

Mientras, en el Parlamento Vasco se fraguaba un episodio más en contra de toda España, un etarra despreciaba a las Fuerzas de Seguridad que representan a España, Urkullu y Joseba Egibar lucían lazos amarillos tranquilamente sentados sin inmutarse. Sánchez lleva 1.283 millones gastados en sus decretazos y mirando al cielo con que dineros se pagaran. Mientras tanto el coordinador de Bildu, Otegui, se vanagloriaba de los votos prestados “podrían ser más que decisivos” en las próximas legislaturas. No sé cómo acabará todo este tinglado de mentiras, traiciones y sobornos de unos y de los otros con estas corrupciones que, abandonando la moral de todos estos políticos, llevarán a España aún más a la ruina según los mercados bursátiles. Dios se ha cansado, nos ha abandonado dejado para los españoles, para nosotros, que lo compongamos, de lo contrario vamos a pasarlo muy mal.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL