PP guipuzcoano

Emulando a esa aldea gala en la que sus habitantes eran irreductibles ante los romanos, el PP en el País Vasco y concretamente en la provincia de Guipúzcoa, se ha convertido en el último reducto del constitucionalismo en esas tierras vascas, en donde todavía es necesario reivindicar la libertad y la defensa de las víctimas del terrorismo. Ese reducto, está encabezado por Iñigo Arcauz, candidato al Congreso del PP, con quien hablamos de su candidatura, de sus propuestas y de sus aspiraciones para llevar la voz de los guipuzcoanos al Congreso de los Diputados. 

Sr. Arcauz, su candidatura es prácticamente la única que defiende la Constitución y habla de la españolidad de esas tierras vascas. ¿Cómo afronta esta campaña electoral? 

Efectivamente, nosotros representamos al partido que defiende esos conceptos tan vitales en una democracia como la española. Prueba de lo que defendemos es que, en nuestra lista, están representados todos los valores que hemos defendido siempre, la importancia de las víctimas del terrorismo con personas como Pilar Elías y el futuro de esos valores que van a sobrevivir con personas como Txema Murguiondo 

Reivindican las libertades y la Constitución. ¿A estas alturas todavía hace falta hacerlo en Guipúzcoa? 

Lamentablemente sí. Todavía hay gente que lo está pasando mal por defender y sentirse constitucionalista en nuestra tierra. Le voy a poner un ejemplo, Pilar Elías es nuestro número dos y todavía sufre un cierto acoso por ser constitucionalista y del PP, hasta el punto de que le han negado un café en un establecimiento de su pueblo, por el mero hecho de ser del PP. Esto obliga a seguir reivindicando la Constitución y las libertades. 

En condiciones normales, le preguntaría por propuestas políticas de su partido para Guipúzcoa, pero ahondando en situaciones como las que me acaba de contar, ¿cómo se resuelven? 

Con una mayor presencia del estado en nuestra tierra, con un reforzamiento de todo lo que suponga la Constitución, el Estatuto y aquello que haga romper ese cordón de aislamiento que el nacionalismo ejerce sobre aquellos que, siendo vascos, defendemos esos valores que nos hemos dado todos con la democracia y la Constitución. Desde ese aspecto, sabemos y confiamos en que Pablo Casado, sabe que es lo que necesita esta tierra para liberarse definitivamente de esa anulación de lo español tan profunda. 

No se puede negar que su partido ha tenido bandazos importantes en determinados momentos que han generado desilusión. ¿Qué puede decirles a los electores al respecto? 

Que somos la garantía de la defensa de los valores de siempre en el P. Vasco y Guipúzcoa, porque somos y representamos a ese partido que, simbolizado por personas como Gregorio Ordoñez o María San Gil, anteponían los valores a cualquier otra cosa. 

Entrando en materia ¿Qué propuestas son las fundamentales desde su candidatura para Guipúzcoa? 

Propiciar que el empresariado guipuzcoano tenga todas las facilidades desde el punto de vista fiscal y administrativo para que siga su capacidad de emprendimiento, además de establecer tarifas planas para la contratación de trabajadores y ayudarles en lo que genere la capacidad de exportar sus productos. No podemos olvidar tampoco a la mujer, en donde además de aplicar medidas para la conciliación familiar, nos centraremos en intentar beneficiar a esa mujer rural vasca que acude desde los caseríos a los mercados para colaborar con el sustento de su familia, contribuyendo a la economía familiar. 

¿En la educación, que propone teniendo en cuenta que se dice que a través de la misma se produce un cierto adoctrinamiento de los jóvenes? 

Indudablemente un control de las materias que se imparten a los alumnos, especialmente en materias que pueden ser básicas, en donde exigiremos que la alta inspección del estado, establezca un control respecto a los textos y las asignaturas que se imparten tanto en la escuela pública como en la privada. 

La familia es un eje fundamental respecto a la manera de vida de los guipuzcoanos. ¿Qué propone al respecto? 

Una clara defensa de la familia, con ayudas para la natalidad, uno de los importantes problemas para Guipúzcoa desde hace años, así como generar las medidas necesarias para que se produzca una necesaria conciliación laboral de sus miembros y una potenciación en las ayudas a esos elementos de la familia que, en ámbitos rurales, necesitan desarrollar sus trabajos en torno al sector agrícola para contribuir a la economía familiar. 

Le he oído hablar de los escoltas y su grave situación a la hora de encontrar trabajo, después de haberse dedicado durante años a cuidarles a Vds a los políticos. ¿Qué les puede ofrecer? 

Además del agradecimiento por todo su trabajo durante años para cuidar de nuestra libertad, sabemos que algunos tienen importantes dificultades para incorporarse al mundo laboral, razón por la que hablaremos con ellos para buscar fórmulas que puedan facilitarles ese paso, aunque algunos de ellos, están ejerciendo labores de seguridad de alto riesgo en pesqueros y en otros sectores. 

Sr. Arcauz, aquellos que siendo vascos conocemos el problema que Vds están padeciendo, nos preguntamos si alguna vez habrá ocasión de hablar de los problemas del P. Vasco sin tener que hablar de la necesidad de defender la libertad.   ¿Será posible alguna vez? 

Es un deseo y una aspiración de la sociedad vasca y también de la sociedad española, pero a nosotros nos toca reivindicar esas situaciones tan desagradables y complicadas que muchos ciudadanos están viviendo, recordando que esa falta de libertades, ha originado el éxodo de cerca de 300 mil vascos fuera de nuestras tierras, lo que no nos olvidamos, además de que luchamos por hacer lo posible para que vuelvan alguna vez, a pesar de todo el sacrificio que supone el estar alejado del lugar en donde se ha nacido, por marcharse de manera forzada.