centro derecha

Ya ha pasado el 28 de abril y los resultados son los que son, no se pueden cambiar. Pero dentro de las malas noticias hay datos positivos, a los que nos hemos de agarrar y que hemos de destacar. Y es que la suma de votos de los partidos de centro derecha supera a la del bloque de izquierdas. Es decir, los españoles han votado más a partidos de centro derecha (PP, Ciudadanos y Vox) que a la izquierda (PSOE y Podemos). Y eso lo tenemos que tener en cuenta de cara a las próximas elecciones municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo.

Y también habrá que hacer un análisis en profundidad sobre el sentido de nuestro voto en las elecciones de ayer, ver dónde ha ido y para qué ha servido. Y tenerlo en cuenta para las que tenemos a la vuelta de la esquina, las del 26 de mayo.

Porque si se vota con cabeza, si apuntamos bien el voto y lo hacemos por aquella candidatura que tenga posibilidades reales de vencer a la izquierda, podremos quitarnos muchos “gobiernos del cambio”, muchos alcaldes de la izquierda que nos han ahogado estos cuatro años. Y lo mismo puede ocurrir en muchas autonomías.

Pero para eso tenemos que votar a la candidatura que realmente tenga posibilidades de gobernar, no votar contra nadie, sino hacerlo pensando en el cambio necesario. Que cada uno piense en su ayuntamiento, en su comunidad autónoma, y concentre el voto en aquel partido que más opciones tenga. Solo así saldrá bien la jugada, porque lo que está claro es que la división del voto del centro derecha nos ha traído más izquierda, más Sánchez.