Dipu de Sevilla

El admirado y respetado presidente de la Dipu de Sevilla, es protagonista en nuestros periódicos, por el superávit del organismo que preside. Superávit que una vez más dará lugar a regar de millones, mediante el Plan Supera, a los ayuntamientos de la provincia.

La cifra es de cincuenta y cinco millones y es excedente de lo recibido vía asignaciones de organismos superiores y que evidentemente antes ha sido sustraído en forma de impuestos de los bolsillos de los ciudadanos. Nadie piense que este sobrante es gracias a la creación de riqueza, más bien lo contrario, y es el exceso de recaudación a los ciudadanos. Todo el que se preocupa, sabe que quien mejor gasta su dinero, cuando no se lo quitan antes, es el que lo ha ganado.

Este sobrante de dinero se gastará, muchas veces en proyectos y obras nada necesarias, y que demuestra muy gráficamente la diferencia entre una política social-demócrata y la que podría ser, carecemos de experiencia alguna, una política auténticamente liberal y que sería la de hacer que ese excedente volviera al bolsillo de sus dueños.

En el mismo día y en el mismo periódico de papel, me encuentro a Carmen Crespo consejera andaluza de los menesteres del campo y el comercio de sus productos.  Hoy se nos ha descolgado con que para la defensa del mercado de los cítricos, las naranjas, diseñará de la mano del sector, un plan global para la estabilidad de este producto en los mercados andaluces, mas allá no tiene competencia. Tras una larga parrafada de los beneficios que dará lugar el citado plan, terminó exaltando su lado más político. Animó a los productores de naranjas a mejorar la calidad y reforzar la inversión en investigación para así redundar en la mejora de la producción andaluza y lograr una mayor estabilidad.

En definitiva “gastar más en la producción y así encarecer la naranja”. Al parecer a esta señora, nadie le ha explicado que la naranja de mayor calidad del mundo se cría en Sevilla, de ahí que los mayores exportadores españoles, que son del Levante, compren todas las mejores que se producen en estas tierras, para luego ponerlas en el mercado con el sellito de Valencia.

Por último, señora consejera; el problema de la comercialización de nuestras naranjas no es nada de lo que usted ha referido, la concentración de la oferta en cuatro firmas es lo que le cierra el mercado a nuestras naranjas y a otros productos en la misma situación, recientemente con nuestras patatas hemos vivido una situación parecida. Entre la social-democracia y el neo-liberalismo arreglaos vamos.

También te puede interesar...


Otras sugerencias



Artículo anteriorEpicteto, el esclavo-filósofo – Una iniciación a su obra
Artículo siguienteEl presidente de Renault España muy crítico con Pedro Sánchez: “España no es amigable con la industria del motor”
Faustino
Terminadas mi obligaciones genéticas; lo de cultivar los arboles, garantizar la continuidad de la especie y escribir un libro(este lo tengo escrito aunque no publicado) me dedico a darle voz a todo lo que me descuadra en mi rededor, muy especialmente la falta de justicia en su mas alto concepto. Cuando no lo hago se me aparece mi padre y me recuerda que "nunca se ha escrito nada de ningún cobarde" como apenas puedo dar voz, escribo pequeños textos para intentar suplir "mi afonía" y ademas me esfuerzo intentando que lleguen a la gente. Tengo infinidad de escritos publicados en "círculos menores" He sido pregonero de la Semana Santa de mi ciudad, Tomares. Mi blog personal es Incorrectamente Politico, encabezado por una foto de George Orwell y su mas famosa frase: Periodismo es publicar aquello que alguien no quiere que publiques, todo lo demás son relaciones publicas.