Pueblo Soria 22 habitantes Ley Memoria Histórica
Valdelagua del Cerro

Valdelagua del Cerro

Persecución, así se podría llamar lo que ha sufrido un pequeño pueblo de Soria de tan solo 22 habitantes, Valdelagua del Cerro, a cuenta de la Ley de Memoria Histórica. Han recibido varios requerimientos por parte de la izquierda sectaria para que cambiaran el nombre de una calle, Primo de Rivera, con la amenaza de ser multados de no hacerlo.

Y, tal y como publica el diario ABC, ellos se han estado defendiendo siempre puesto que esa calle no estaba dedicada a José Antonio Primo de Rivera, sino a Miguel Primo de Rivera pero lo tenían que demostrar.

El primero en atacar al pueblo fue un senador de Compromis, Carles Mulet, quien envió una carta al pueblo instándoles a que retiraran el nombre de la calle. Esa carta no gustó nada y se pusieron manos a la obra para justificar el origen del nombre de esa calle y así evitar ser multados por la Ley de Memoria Histórica.

Posteriormente recibieron una carta del Ministerio de Justicia en la que se les amenazaba con ser multados. El cambio del nombre de la calle habría supuesto un gasto para el pueblo de 1.000 euros y ese era un dinero que, tal y como explica el alcalde en ABC, podrían utilizar para, por ejemplo, pagar la luz. Lo curioso es que la carta del Ministerio de Justicia estaba incluso dirigida al anterior alcalde del pueblo.

Finalmente han encontrado documentación que acredita que esa calle ya existía desde el año 1931 puesto que han encontrado distintos documentos de empadronamiento que así lo justifican. David ha vencido a Goliat y un pequeño pueblo soriano ha vapuleado a todo un ministerio y aun senador sectario e indocumentado que no se entera de nada.

Enlace directo al artículo de ABC