Pedro Sánchez agua con misterio tonterías
Pedro Sánchez en un mitin (Twitter)

No te acostarás sin haber leído a Pedro Sánchez alguna tontería más

Está claro que Pedro Sánchez, si se trata de decir tonterías, no se toma ni un día de vacaciones. Tonterías de tontos y para tontos. Tontería de las de campeonato mundial. Tonterías que solo se tragan los más fieles y sectarios de sus seguidores. Tonterías para su autobombo personal. Infinitas tonterías en el reino de la tontería.

Está intentando vendernos la moto para que le votemos, por mi se podría ahorrar el esfuerzo, pero está claro que va a convencer a muchos, a muchos que, obviamente, todavía tienen un nivel inferior al del Presidente del Gobierno, que ya es decir.

Nos está intentando convencer que gracias a él, gracias a sus ocho meses de Falcon, de vacaciones infinitas, de viajes injustificados paseando a la Bego de aquí para allá, España ha cambiado como un calcetín. Ocho meses en en los que este extraordinario gestor del Falcon nos ha llevado a la senda del crecimiento, a la justicia social, al paraíso en la tierra.

Y si bien es cierto que tiene que venderse para conseguir votos, no es menos cierto que el tipo llega a extremos un tanto exagerados de autobombo. Extremos exagerados hasta para un trepa como él. Sabíamos que tenía una vanidad ilimitada y un ego enfermizo, pero llega a unos extremos ciertamente ridículos.

El último comentario publicado a través de su cuenta de Twitter es ciertamente ridículo, pero no para él. Sánchez vive en el ridículo más obsceno y ha convertido la falta de pudor en una profesión, en su modo de vida. Atentos a lo que dice: “Con 84 diputados y en 9 meses hemos hecho más por la justicia social que el PP en 7 años. Los cordones sanitarios no van a parar a una sociedad que quiere avanzar y progresar para que nadie se quede atrás. Donde hay gobiernos socialistas hay transformación, hay futuro #28A #26M🌹“.


Anda Pedro, deja de darle al vaso que ya sabes que lo poco agrada y lo mucho cansa. Al final, ya lo verás, te va a sentar mal y te vas a acabar haciendo pis en la cama. ¿Y qué vas a hacer entonces con el colchón nuevo que compró Bego?

1 Comentario

  1. Ese es la democracia, vale lo mismo el voto de un tarado que el de un cultivado.
    Por ello es, que estos gobiernos totalitarios son cultivadores de tarados, que se vuelven incondicionales, a base de de adicción a la política tóxica que practican para el control de masas.

Comments are closed.