Pablo Motos Pedro Sánchez
Pedro Sánchez junto a Pablo Motos en El Hormiguero

Lo de Pedro Sánchez con la mentira es enfermizo

Está claro que Pedro Sánchez ganaría unas hipotéticas elecciones por aclamación popular, las del político más mentiroso de la reciente historia de España. Pero siendo el oficio de político uno de los oficios en los que más se miente, en el caso de Pedro Sánchez es, además de exagerado, tan descarado, que casi siempre es cazado en todas ellas.

Pero es que además las mentiras de Sánchez tienen otro grave problema: que casi siempre son por vanidad y para reafirmarse a sí mismo de una forma ridícula y lastimosa. Vamos, que demuestran que una de las cosas que le urge hacer a Sánchez es visitar un psiquiatra con urgencia, lo necesita de verdad.

El presentador de El Hormiguero, Pablo Motos, levantaba el faldón a Sánchez al corregir al presidente destapando una mentira más. Esto lo tuvo que hacer en una entrevista con la presentadora de La Sexta, Mamen Mendizabal: “No quiero ser aquí como que estoy ajustando cuentas ni nada, pero hay una cosa que es inexacta que tiene que ver con este programa. Porque Pedro Sánchez cuenta que él fue el primer político que vino a El Hormiguero y ya después vinieron los demás. No es cierto. Antes de él habían venido 11 políticos de primer nivel: Carmen Calvo, José Bono, Cañete, Anasagasti, Revilla, Toni Cantó…”

Además, continuó Motos, “en ese mismo periodo preelectoral pasaron por ‘El Hormiguero’ Pablo Iglesias, Albert Rivera y Soraya Sáenz de Santamaría”.

De verdad que lo de Sánchez es increíble. No es que quién haya ido o no haya ido al Hormiguero sea algo de vital importancia para el futuro de España, no, más bien todo lo contrario. Pero por ese mismo motivo esta nueva mentira resulta tan ridícula y nos hace preguntarnos, sin ningún ánimo de ofender, si la salud mental de Sánchez es la normal o, por el contrario, está como una auténtica regadera.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

3 Comentarios

  1. “Maduro SÁNCHEZ” es un tonto con balcones a la calle…
    Es un pobre hombre.
    Pienso que, en el fondo, es consciente de que está muy limitado, cultural e intelectualmente, y por eso tiene tanto afán por destacar: titulo de doctor “comprado”, profesor asociado a tiempo parcial en una universidad privada -por enchufe-, para hacer ver que es algo fuera de la política, etc.
    Espero que los electores españoles, que tontos no son, vayan tomando buena nota de todo ello…

Comments are closed.