Iñaki Gabilondo

Atentos a la empanada mental de Gabilondo

Anonadado me he quedado, y sin haberlo buscado me ha salido un pareado, con las elucubraciones mentales de Iñaki Gabilondo en un vídeo que ha publicado con motivo de la celebración del Día de la Mujer.

Empieza su disertación diciendo algo que se cae por su propio peso. Atentos, dice que en España hay más mujeres que hombres y que la minoría, los hombres, dominamos sobre las mujeres y a eso lo llama “supremacía de la minoría”. Todavía estoy intentando entender cómo es posible que esa “supremacía de la minoría” se base en que esa “minoría” acabe en el calabozo por la simple palabra de cualquiera de las de la mayoría “maltratada por la minoría”.

Y es mucho más absurdo aún, cuando dice que por simple “lógica democrática” todos deberíamos apoyar lo que en un día como hoy se va a producir en España. Es decir, si esa mayoría insulta, amenaza o menosprecia a lo que ellas llaman el macho, todos deberíamos mostrarles su apoyo porque claro, son mayoría. Eso me recuerda a la famosa frase de las madres: “o sea que si todos tus amigos deciden tirarse por un puente vas tú y también te tiras”.

Existe una absurda lógica imperante en la sociedad actual de que todo lo que opine una mayoría de gente es bueno porque lo opina la mayoría. Es decir que, si nos situamos en otros países y una mayoría de gente opina que a los homosexuales se les debe colgar de una grúa o que las mujeres adúlteras deben ser lapidadas, deberíamos apoyar a esa mayoría porque para Gabilondo eso es “simple lógica democrática”.

Pues yo soy de los que no se baja del burro. De los que si cree que esa mayoría no tiene razón no cambio mi forma de pensar solo porque no piense igual una mayoría. Soy de los que no me creo la supremacía de nadie con respecto a nadie. De los que no me creo que España sea un país machista y de los que creo que, gente como Iñaki Gabilondo, no son más que unos aprovechados que dice lo que esa mayoría quiere oír simplemente para vender más.