País permisivo con okupas derecho propiedad privada

¿Alguien se puede imaginar el daño que están haciendo los okupas a muchas personas?

Lo que está sucediendo en España con la permisividad que se tiene hacia los okupas es algo que es imposible ver en ningún lugar del mundo. Las Colaus, los Iglesias, Los Echeniques, los podemitas en general se han ocupado de intentar vender el movimiento okupa como algo romántico, políticamente incorrecto e incluso bonito y eso ha llegado a calar en mucha gente con neuronas poco útiles.

El movimiento okupa no es ese Robin Hood encarnado por Errol Flyn que robaba a los ricos que saqueaban al pueblo para repartir entre los pobres. El movimiento okupa es una mafia alentada desde muchos sectores de la sociedad, sobre todo desde los políticos de extrema izquierda, que, con la permisividad de muchos, roban a los pobres, roban a los que, lo poco que han logrado conseguir en la vida, les ha costado trabajo, esfuerzo, sudor y lágrimas conseguir.

Los okupas son unos vagos indecentes, unos parásitos que viven del trabajo de los demás y que se quedan con una de las cosas más importantes que puede tener cualquier persona: su propiedad privada. Un país que permite todo esto, que no impone la Ley para que la propiedad privada sea respetada es un país que no va hacia ningún sitio bueno, un país con muy poco futuro y que, además, no protege a las personas. A esas personas que trabajan, que cumplen con sus obligaciones, que pretende dejar algo a sus herederos y que, además, no molesta a nadie.

Personas que pierden sus propiedades, sus recuerdos, el fruto de su trabajo y que está acabando amargada por no encontrar solución alguna. Ancianas que acaban en las calles porque sus propiedades están siendo okupadas. Gente que, ante la desesperación y la ansiedad que les provoca el sufrir algo así, acaba incluso suicidándose.

De esto no habla casi nadie. A poca gente le preocupa esto excepto cuando lo sufre en primera persona. Poca gente se manifiesta, protesta y llenas las calles para mostrar su apoyo a personas que lo están perdiendo todo porque unos vagos asquerosos les okupan sus propiedades. Porque, una vez no okupada, la ley no les ampara. Ampara a quien ha okupado tu propiedad. Porque, una vez okupada, tu propiedad no solo no te genera ingreso alguno, te genera un gasto ilimitado, frustraciones y disgustos. Todo lo contrario a lo que debería generarte algo que a la mayoría de personas les ha costado mucho ganar.

Y una de las mayores responsables de todo esto es esa indecencia con patas que gobierna Barcelona. Ese bicho que ha llenado Barcelona de mugre para intentar acabar con las personas normales: la indecente Colau que también ha sido okupa y bien que ha presumido de ello.

Más defensa y más protección contra esta gente. Hay que acabar con estos vagos a los que se llama a okupas porque ellos ya están acabando con el dinero, con las ilusiones e incluso con la vida de mucha gente.