cobardía de Torra

Me refiero a la cobardía de Torra, pero me podría referir a la cobardía de los separatistas, en general, porque son unos cobardes, o como se dice coloquialmente, unas ratas de cloaca. Y lo veremos con lo de los lazos en las fachadas de los edificios públicos, aunque lo vistan como quieran.

Quim Torra, presidente de la Generalidad, dice que hará lo que le diga el Defensor del Pueblo de Cataluña, el Sindic de Greuges, en un informe que le ha solicitado sobre si debe o no retirar los lazos amarillos del Palacio de la Generalidad. Una manera de acatar la orden de la Junta Electoral Central pero a través de una institución catalana, con el objetivo de que parezca que él no se somete a las instituciones del Estado.

Pero sí se somete, vaya si se somente, como el resto de políticos que están siendo juzgados por el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017. Porque si fueran tan independentistas, si lucharan por la libertad de su pueblo oprimido por el colonialismo español (que estas cosas dicen), ¿no sería lógico que se rebelaran contra el estado?, ¿no sería lógico que no acataran las decisiones de las instituciones españolas?

Si el tal Torra fuera tan independentista, ¿por qué se plantea retirar los lazos?, porque no debería no contestar a la Junta Electoral Central y hacer lo que le parezca. Igual que los políticos presos, ¿por qué reconocen el tribunal de un estado opresor? Pues sencillamente porque todos son unos cobardes.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL