Juana Rivas 5 años prisión
Juana Rivas

Cinco años de prisión y le quitan la patria potestad de sus hijos durante seis años

Hacer las cosas mal desde un principio suele tener como resultado que las cosas acaben mal. Ese podría ser el resumen de lo que le ha sucedido a Juana Rivas. Juana creyó lo que le decían sus fantásticas consejeras. Creyó que saltándose la Ley a la torera, llevándose a sus hijos y no compareciendo en los juzgados conseguiría su propósito, pero no ha sido así. Juana creyó que por el hecho de ser mujer todo el mundo le iba a dar la razón y escuchó los cantos de sirena de sus consejeras, consejeras cuyo negocio consistía en que el caso se alargara en el tiempo. Más juzgados y más publicidad, más subvenciones públicas.

Pero al final, a Juana Rivas le ha salido el tiro por la culata y su problema es que las consecuencias no solo las va a pagar ella, las van a pagar también sus hijos como hasta ahora. El estar mal aconsejada no le exime a ella de ninguna culpa porque ante los malos consejos, ante las inaceptables propuestas de su defensa debería haber aparecido su raciocinio y haber frenado todo aquello. Los que le aconsejaban ayer, hoy no están condenados a prisión, ella sí.

Y su única opción ahora es la del electoralismo. La de esa izquierda que cree que por el hecho de ser mujer tiene razón. La de esa izquierda que va a hacer electoralismo con su caso y que puede que consiga indultarla pero, a pesar de ello, pase lo que pase, Juana ha salido muy mal parada de todo esto. Ahora la izquierda quiere juzgar a los jueces, será que tienen más pruebas que ellos, o tal vez sea que piensan que por el hecho de ser mujer, Juana Rivas siempre tiene que tener razón.

Pero si yo fuera Juana Rivas me apartaría de todos esos consejeros, dejaría de escuchar sus cantos de sirena. Todos están hablando de su vida y decidiendo sobre ella, aconsejándola mal para seguir haciendo negocio. Y Juana les sigue el juego pensando que todo eso le va a beneficiar. La condena es la primera demostración de su gran error. La segunda es el evidente perjuicio que está causando a sus hijos.

Y piensen, en un país como España, con la Ley de Violencia de Género que condena al hombre de entrada, Juana Rivas ha perdido y su marido ha ganado. Que cada cual saque sus propias conclusiones.

 

2 Comentarios

  1. He escrito algunos artículos sobre ella, o más bien contra ella, pero ahora, y en el fondo, me da pena, PUES ME PARECE UNA CONDENA EXCESIVA.
    ¡Quien si debería ser condenada A GALERAS es la falsa abogada, Francisco GRANADOS, que le dio un nefasto “asesoramiento jurídico”.
    Por cierto, esa individua está denunciada POR INTRUSISMO PROFESIONAL por el colegio de abogados de GRANADA, y no sé como le irá.
    (Es la “directora” del centro de asesoramiento a la mujer del AYUNTAMIENTO DE MACARENA, o como se llame el pueblo ese de GRANADA.
    (Qué ya tiene bemoles que una m… de Ayuntamiento tenga que crear y mantener un centro de esos, destinados a destruir familias y matrimonios, CON DINERO PÚBLICO, y a enchufar a gente sociolista (no es un error) o jodemita (tampoco es una equivocación)…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here