Imposible que los cojan
Lagartijo y Frascuelo

Compartimos hoy una anécdota publicada en el Semanario El Ruedo en diciembre de 1959, una anécdota que hemos titulado “imposible que los cojan” y que era contada así en esta importante publicación taurina:

«Sabido es que los matadores de toros Manuel Molina y Paco «Frascuelo», hermanos de los famosos «Lagartijo» y «Frascuelo», respectivamente, fueron deficientisimos y que no habrían adquirido ni siquiera una mediana reputación sin las ayudas de Rafael y Salvador.

Una vez consiguieron éstos que cierto empresario contratara a sus dos hermanitos, y al entregar «Lagartijo» la lista de la cuadrilla, hubo de decir aquél:

— Hay una omisión, pues veo que falta el sobresaliente de espada.

— En esa «corría» no se necesita —replicó «Lagartijo».

— ¿Y si los toros cogen a alguno de los espadas? —arguyó el empresario.

— Eso es Imposible —contestó «Lagartijo» con firmeza.

Y añadió «Frascuelo»:

— Sí, señor, es imposible que los cojan… porque no se arriman “ni pa Dios”».