tweet de Hermann Tertsch

Pulicaba ayer tarde un titular el diario ABC que decía lo siguiente: «Un conductor senegalés incendia un autobús con 51 niños para vengarse de las políticas de Salvini». Una noticia que ha tenido muy poco eco mediático pero que para algunos no ha pasado desapercibida, por eso nos referimos al tweet de Hermann Tertsch que sacaba las vergüenza de muchos.

Hermann Tertsch comentaba en Twitter: «Verán Uds cómo esta monstruosa noticia del intento de quemar vivos a 51 niños italianos tiene menos eco que cualquier tergiversación de una declaración de Salvini contra el tráfico ilegal de inmigrantes».


Y es verdad, el tweet de Hermann Tertsch te pone a pensar, porque se hablará muy poco de lo ocurrido. Igual que ha ocurrido con la noticia que se ha hecho pública estos días de la manada de marroquíes y nigerianos que violaron a una niña de 12 años de edad. Porque cuando un delito lo cometen determinadas personas todo es silencio sobre su nacionalidad, su étnia o religión. Porque si el autobús de Italia lo hubiera quemado un europeo blanco contra niños musulmanes seguro que habría sido portada en todos los medios. (La manada de marroquíes y nigerianos que violaron a una niña de 12 años y sobre la que las feminazis callan)

Así están las cosas…