Ayuntamiento de Colau

Se ha convertido en una constante en Barcelona, es habitual que, de vez en cuando, el Ayuntamiento de Colau ataque a los turistas. Y ahora le ha tocado a una tal Gala Pin, concejala del equipo de Ada Colau que ha definido a los turistas de cruceros como “plaga de langostas”. Así lo ha dicho esta podemita en una entrevista al diario Ara.

En opinión de esta iluminada, la Ciudad Condal no debería tener turismo de cruceros, pues “Es un turismo de plaga de langostas: devoran el espacio público y se van”. Así son estos comunistas, a ellos les molesta todo aquello que pueda crear riqueza, generar empleo y mejorar la vida de los barcelonenes. Y más aún cuando son cruceristas, porque si fueran turistas de mochila y bocadillo u okupas estarían encantados.

El problema no es el turismo, el problema para esta gentuza es el libre mercado, la libertad, el capitalismo. Esta gente lo que quiere es imponer sus ideas, su forma de vida, su comunismo. Y luchan contra el turismo porque es parte de la sociedad libre. Es un ataque a los turistas, pero para imponer su idelogía, este es el Ayuntamiento de Colau.