Cs coloca en el Congreso a sus líderes en Cataluña

En los últimos días y como consecuencia de la inmediatez de las elecciones generales, las formaciones políticas han iniciado distintos movimientos estratégicos a fin de posicionarse de la mejor manera posible, de cara a estar bien colocados en unos comicios que se consideran que el protagonismo del gobierno de los partidos, dependerá de su posición en los distintos bloques bien de izquierda o de centro derecha, para tener mayor influencia en un futuro gobierno de España,

Este es el caso precisamente de Cs, quien desde que se conociera la celebración de elecciones el próximo 28 de abril, está realizando importantes movimientos estratégicos, a fin de tener una posición de fortaleza en el bloque del centro derecha. En este sentido, estos movimientos han comenzado con la presentación de su portavoz nacional y hasta la fecha la líder de la formación a la presidencia del gobierno de Cataluña Inés Arrimadas como candidata al Congreso de los Diputados, pretendiendo dar la imagen de fortaleza de la formación naranja, cuando en realidad, esta petición viene motivada por el hecho de que su conyugue ha sido fichado por una empresa de comunicación madrileña razón por la que desde el pasado mes de noviembre, venía pidiendo a Albert Rivera, su presencia en las listas nacionales. Otra de las causas de este desplazamiento de Arrimadas al Congreso de los Diputados, podría deberse al hecho de que las encuestas internas, le dan unos malos resultados en Cataluña a la formación naranja, cayendo a la tercera posición en el cómputo de partidos más votados, por detrás de Esquerra Republicana que ocuparía el primer lugar y sería un hipotético vencedor de elecciones, mientras que el Partido Socialista de Cataluña, sería la segunda fuerza más apoyada por los electores en unos comicios.

Por otra parte, este desplazamiento de Arrimadas, no ha sido el único movimiento realizado por los naranjitos a la hora de colocar a sus  líderes catalanes, puesto que el hasta ahora portavoz en el congreso Juan Carlos Girauta, será el cabeza de lista por Toledo, provincia en la que posee una casa, debido a su hartazgo de la situación en Cataluña y su secretario general José Manuel Villegas, secretario general de la formación a nivel nacional, deja su candidatura en Cataluña, para presentarse por su provincia de origen Almería, teniendo en cuenta que nació en la localidad de Balerma, desplazando de su puesto al hasta ahora diputado Diego Clemente, quien será el candidato de Cs a la alcaldía de la ciudad almeriense, dejando el congreso de manera definitiva.

A todo esto, habría que añadir que, para reforzar el equipo de Arrimadas en Madrid, el portavoz en el parlamento de Cataluña Carlos Carrizosa también formaría parte del equipo que acompañara a Arrimadas en su aventura nacional, razón por la que, en ámbitos políticos catalanes, se considera que los naranjas abandonarían cualquier intención de seguir liderando el constitucionalismo en Cataluña, después de la decepción que ha supuesto al constitucionalismo catalán la falta de reacción de Arrimadas, al no haberse presentado como alternativa, aunque esta fuera simbólica para dar una victoria moral a sus votantes, que nunca han entendido la falta de acción política de una líder en quien habían puesto todas sus esperanzas para frenar las pretensiones del independentismo.

Esta fuerte apuesta de Cs para reforzar su presencia nacional según unos y la desbandada de sus líderes por su fracaso en Cataluña, podría generar a su vez un importante debilitamiento de su candidato al ayuntamiento Manuel Valls, quien ha demostrado tener importantes discrepancias internas con los pactos en los que participa de una manera indirecta Cs por su gobierno en Andalucía, junto con el hecho de haber incorporado en la tercera posición de sus listas electorales al ex socialista y ex ministro de trabajo Celestino Corbacho, quien ha abandonado el PSC, después de haber mantenido discrepancias con la actitud de diálogo que mantiene el PSC respecto al independentismo catalán.