apropiándose del voto femenino

Pedro Sánchez sigue haciendo gala de su oportunismo, caradura y sinvergoncería. Y sigue haciendo turismo funerario, apropiándose del voto femenino y de otras figuras históricas. Esta vez visitando la tumba de la que fuera política del Partido Republicano Radical -un partido que difería mucho del PSOE-, Clara Campoamor, y diciendo lo siguiente: (Ignacio Camacho hunde a Pedro Sánchez por su turismo funerario)

<<Un país justo no puede condenar a la desigualdad a la mitad de su población. El liderazgo de Clara Campoamor y de muchas otras mujeres hizo posible el voto femenino en España. Gracias a ellas vivimos en un país más justo. Hoy honramos su legado en San Sebastián. #TiempoDeMujeres>>.

Y Sánchez se pretende apropiar del voto femenino, cuando muchos en el partido del que es secretario general se opusieron. Porque fue la izquierda española la que no quiso que se le reconociera este derecho a las mujeres. Desde la izquierda, en los debates en el Congreso de los Diputados sobre el reconocimiento del voto femenido se soltaron muchas barbaridades, entre otras:

«La mujer es histerismo y se deja llevar por la emoción y no por la reflexión crítica».

«El histerismo impide votar a la mujer hasta la menopausia».

«Es necesario que las mujeres que sentimos el fervor democrático, liberal y republicano pidamos que se aplace el voto de la mujer». Esta última frase de la socialista Victoria Kent.

Así que, a Pedro Sánchez hay que pedirle que quite sus sucias manos de Clara Campoamor, pues ella luchó contra el PSOE por el voto femenino, cuando los socialistas pretendían no reconocerlo.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL