Concesiones de Pedro Sánchez al independentismo catalán

No son, o fueron, pocos los miembros del Gobierno y del Partido Socialista empeñados en hacernos escuchar, ver y pensar que el ejecutivo español, y concretamente su presidente, que no había hecho concesión alguna al Gobierno autonómico de Cataluña. Vaga pretensión, ya que, desde la moción de censura al Gobierno de Mariano Rajoy, las humillantes concesiones y dádivas al independentismo catalán se fueron escalonando como las argollas de una cadena, como luego expondremos.

Esta negación de la realidad del pago de la deuda contraída por Pedro Sánchez con el independentismo, derivada del apoyo a la moción de censura a Rajoy, así como el hipotético apoyo a los presupuestos de 2.019, se plasma en sus propias declaraciones cuando niegan, por ejemplo, que el acercamiento de los presos independentistas a Cataluña sea una concesión a los mismos, simplemente la decisión se limita al cumplimiento de la legislación penitenciaria y que no tiene “implicación política”, no reparando en que los gobiernos precedentes no cumplieron con esa legislación al mantener en vigor, por ejemplo, la dispersión de los presos de ETA; no queriendo por supuesto, equiparar los delitos de los unos con los de los otros, si no los actos administrativos en cuestión. Luego con Rodríguez Zapatero en la Moncloa, la actitud cambió como es de todos sabido.

Margarita Robles, Ministra de Defensa, por el momento, aunque sea en funciones, hace lo propio al afirmar que la figura del relator se enmarcaría en los límites que marca la Constitución y que el Gobierno no cede “ante presiones de nadie”.

El Ministro José Luis Abalos recordó que el apoyo recibido de los separatistas catalanes no tuvo ninguna “condición” como contrapartida y que de momento el Gobierno no ha hecho cesión alguna ni a ERC ni al PDeCAT. He de aclarar que el Ministro no se refiere a ambas formaciones como los separatistas catalanes; esa expresión es cosecha del que escribe.

No se queda atrás la Ministra portavoz del Gobierno, al señalar que los contactos entre Pedro Sánchez y Quin Torra, evidencian que el diálogo es el que puede “encauzar” la salida del conflicto y niega que esté realizando concesiones al independentismo; “Absolutamente ninguna cesión” al independentismo. Lo dice una ministra que si se presenta a un concurso de oratoria en el que hubiera 50 candidatos quedaría en el puesto 51. Su frase predilecta después de los consejos de ministros en las ruedas de prensa, es “seguimos trabajando”, lo cual nos da a los demás la sensación de que somos unos haraganes.

Mientras Pedro Sánchez no se sabe en donde se encuentra, apareció después de convocar elecciones, la Ministra Calvo, en declaraciones a la Agencia Efe, dice que se garantiza que el Gobierno no hará gestos ni concesiones relativas al proceso independentista para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado de 2.019. Para la vicepresidenta “es lógico” que desde la parte independentista se emitan mensajes en este sentido.

Para no extendernos demasiado, obviaremos declaraciones de otros miembros del ejecutivo en este sentido, así como de destacados líderes del Partido Socialista.

Ahora toca recordar aquellas concesiones al Gobierno catalán con base en el buenismo seráfico, solo en apariencia, el diálogo, concordia, la no confrontación, etc., que corroboran que Sánchez y su gabinete han intentado traicionar a los españoles y su nación, quedando, por ende, en paños menores, metafóricamente hablando, el ejecutivo, avergonzándole sus mentiras y actuaciones con alevosía, e ignoro que si con nocturnidad, aunque lo sospecho, obrando siempre con una estrategia electoral sonrojante.

1.- Pedro Sánchez empezó, al poco de llegar al poder, por levantar la supervisión de las cuentas de Cataluña, cuyo objetivo de la misma era evitar que el dinero público fuera utilizado para financiar el proceso independentista, cosa que al parecer Montero no consiguió evitar, al menos del todo, ya que las cantidades se pueden manejar y justificar con conceptos varios y alejados de su verdadera finalidad y entidad, que fue lo que al parecer ocurrió, aunque los políticos catalanes presos lo nieguen. Uno de los Consejeros admitió en el juicio que se está celebrando, que se pasó de ser firmados los gastos y pagos, como intervenidos, por la Intervención General de la Generalidad y pasaron a ser firmados por los Consejeros en cinco de las Consejerías. Más claro, agua.

2.- A continuación, el Presidente de España aceleró acercar los presos presuntos golpistas a cárceles catalanas sabiendo que en las mismas recibirían un trato especialísimo y favorable, ya que las mismas son gestionadas por la Generalidad.

3.- Otra exigencia a Sánchez, y gesto buenista de éste, fue recuperar el Estatuto; esta fue desde el primer momento una de las principales ofertas del amo del Falcon; recuperar partes del Estatuto de autonomía anulados por el Tribunal Constitucional en 2.010.

4.- En cuanto a la defensa del juez Llarena ante la demanda del presunto golpista fugado de la justicia española, Puigdemont, que presentó en Bélgica; la quemada Ministra de Justicia se mostró reacia a su defensa por parte del Estado español y si luego accedió a ello fue debido a las presiones y críticas de ciertos grupos políticos y de ciertos medios de comunicación.

5.- Tolerancia en la colocación de lazos amarillos en espacios públicos y al hostigamiento a aquellos que los retiraban o se oponían a su colocación.

6.- Una de las hipotéticas concesiones, vergonzante e inédita ante un intento de golpe de estado contra una democracia, fue las persistentes y varias declaraciones, que los acusados por los acontecimientos del 1 de Octubre no deberían estar en prisión y que se debería estudiar su indulto si finalmente fueran condenados. Varias veces en sede parlamentaria y fuera de ella, Sánchez nunca quiso contestar a la oposición de que, si llegara el caso, los golpistas serían indultados de ser seguir siendo Presidente del Gobierno.

7.- Bajo las órdenes del Gobierno, entiéndase de Pedro Sánchez, fue destituido el abogado del Estado por no querer retirar del escrito de acusación a los presuntos golpistas, del delito de rebelión, dejándolo solo en sedición, que conlleva penas de prisión más benignas. Justificación de la Ministra de Justicia: Había perdido la confianza del Gobierno.

8.- El desgobierno de Cataluña exigió una cumbre en Barcelona que reflejara y pusiese de manifiesto, una reunión de Estado a Estado en plano de igualdad. Pedro Sánchez hizo genuflexión y aceptó sin problema.

9.- Reunión del Consejo de Ministros en Barcelona. A la portavoz del Gobierno no se le ocurre otra disculpa ante tamaño hecho, que manifestar que supone un “acto de afecto y aprecio a Cataluña”, calificando la reunión entre Sánchez y Torra de “muy positiva”, ya que cree que es la forma de “encauzar” políticamente las relaciones con Cataluña y la salida del conflicto, queriendo ignorar, como se supone que todo el Gobierno, que el intentar contentar por completo a los independentistas es como pretender que con echarle flores a los cerdos estos se emocionen.

Tras la reunión, en el comunicado conjunto, han omitido la palabra Constitución, en aras del consenso, pero que no se trataba de una concesión.

10.- Cambio de nombre del aeropuerto de El Prat por el de Josep Tarradellas, explicando que “Es una decisión que trasmite un mensaje de concordia, de entendimiento y de diálogo reconociendo la figura del presidente Tarradellas”. Mayor cinismo e hipocresía nunca se ha visto en democracia alguna.

11.- El Gobierno toma conocimiento de la declaración y reconocimiento personal a favor del asesino Luis Compayns, aquel padre del separatismo catalán que asesinó entre 8.000 y 9.000 personas, al menos fue su responsable; acuerdo por el que se rechaza el consejo de guerra que sentenció su ejecución y restitución del ex presidente de la Generalidad. Si italiano fuera no me cabría otra expresión que la de porca miseria.

Hubo más “gestos” y promesas de Sánchez a los independentistas catalanes, e incluso a los vascos, como económicos, que llegaron a que ciertas regiones se vieran involucradas contra su voluntad, de hacer “una derrama” a favor de Cataluña, en forma de millones para infraestructuras, aduciendo como disculpa el cumplimiento del Estatuto catalán.

Todos estos desatinos y concesiones no se hubieran detenido si no fuera porque los independentistas filtraron el documento de 21 puntos, documento tan bien guardado que ninguno de los miembros del —

Gobierno sabían de su contenido y el trilero de Sánchez siempre lo mantuvo en secreto a pesar de las peticiones de la oposición. No me creo que alguno o todos los ministros no supieran de su contenido.

Las alarmas en el seno del Partido Socialista saltaron ante la creación de la figura del “relator”, encargado de velar por la buena marcha del contubernio Sánchez-separatistas en una mesa de partidos en Cataluña y de ámbito nacional

Otra fuerza que remó en sentido inverso a las intenciones del ejecutivo, fueron las varias protestas de miembros actuales e históricos del Partido Socialista. Así, García Page, Presidente de Castilla-La Mancha, al que se le está poniendo cara, al igual que a los demás varones, de Susana Díaz, salió al paso de tales despropósitos, inauditos en un Presidente de un país civilizado, mostrando su “perplejidad” ante la aceptación del “relator”; “Sobre España hablan todos los españoles, no solo los militantes del PSOE”, apuntó.

Otro que no se quedó atrás en las críticas a Pedro Sánchez, fue Javier Lambán, Presidente de Aragón, “Aprobar un presupuesto no justifica cesiones que pongan en cuestión la Constitución, la unidad de España, el Estado de Derecho ni la decencia”.

Fernández Vara, Presidente de Extremadura, ha dejado claro en Twiter, en relación al famoso “relator”, que lo que es difícil de explicar, es aún más difícil de entender. Creo que estaba pensando en la Ministra Carmen Calvo.

Soraya Rodríguez, diputada socialista por Valladolid, ha señalado que “Ni mediadores ni relatores”. Es Diputada y era vicepresidenta primera de la delegación española en la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, pero ya no lo es al ser depurada por el Secretario General del PS, así como también el ex Presidente de Castilla la Mancha, Luis Barrera, ha sido cesado de la Comisión Permanente de la Cámara de Diputados por atreverse a acusar al Ejecutivo de estar cediendo “Una vez más” ante el independentismo catalán, e hizo hincapié en que el Presidente debería dejar claro que hay cuestiones “inaceptables” en política. La primera ya no irá en las listas del Congreso en las próximas elecciones y el segundo se retira de la política.

Felipe González, que no precisa presentación, no ha tenido por menos que manifestar “No necesitamos relatores”. “Esa es una figura de Naciones Unidas”.

Otro que no necesita que lo presenten ni que lo representen, es el siempre irónico y lacerante ex vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, que además de cachondearse del libro “de” Pedro Sánchez, fue directamente al dolor. “Nunca, nunca en la Transición necesitamos un relator. “Esto es un desatino”. ¿Con que país nos quieren comparar? ¿Con Yemen, con Burkina Faso? “La lista de condiciones de Torra es abominable y no merece más que burla”. ¿Hay alguien ahí?

Podríamos seguir relatando más declaraciones sobre los despropósitos del Gobierno que padecemos, pues haberlas haylas, como diría un gallego, pero daría lugar a un segundo tomo del Manual de Resistencia, que dudo mucho de que mis hipotéticos lectores resistirían.

Todas estas críticas y la no aprobación de los Presupuestos para 2.019, han hecho que a Pedro Sánchez and Company les haya entrado vértigo y temblado las piernas, por lo que han suspendido las negociaciones, creo que temporalmente, y decido a convocar elecciones a las que ya se había comprometido en la moción de censura; claro que de un trilero nunca uno debe fiarse.

Terminaré diciéndole a todos aquellos españoles con derecho a voto en las próximas elecciones generales del 28 de Abril próximo, que, según Mahatma Gandhi, “Cuando mueren los apegos, nace la libertad”.

Y a Pedro Sánchez le insinúo que aprenda del proverbio chino que dice: “La libertad comienza cuando te desprendes de todo aquello y de todos aquellos que no te dejan sentir libre”.