Comunicado Villarejo

Tremendo comunicado

El próximo día 11 de marzo se cumplirán quince años desde que se perpetraron en España los mayores atentados de nuestra historia. Somos muchos los que no nos creemos la versión oficial de los mismos. Somos muchos los que creemos que queda mucho por saber de aquellos atentados y muchas las cosas que se nos han ocultado.

El comisario Villarejo ha publicado un comunicado en relación con estos atentados que reproducimos en su integridad por la importancia del mismo. Se puede decir lo que se quiera de Villarejo, pero en este comunicado se pueden leer entre líneas muchas cosas que sospechamos muchos.

No es cuestión de ser conspiranoicos, calificativo que se ha usado contra los que no estamos de acuerdo con la versión oficial. Lo que es evidente es que hay muchas asuntos raros que han quedado sin respuesta tras esos atentados. Tras estos quince años desde que se produjeron los atentados, y sin saber nada de los mismos, habría que hacerse tres preguntas que mucha gente puede contestarse analizando lo que ha sucedido después:

¿Quién salió beneficiado?

¿Quién salió perjudicado?

¿Cuánto ha cambiado España en los últimos quince años?

Que cada cual se responda a esas preguntas y verá las sorpresas que se llevará con sus propias respuestas.

Comunicado de José Manuel Villarejo
Petición de desclasificación de documentos secretos que señalan la autoría real del 11M.

Tal y como adelanté en mi última declaración ante el juez, estoy dispuesto a llegar hasta el final para defenderme. En este sentido, y para acreditar el funcionamiento de algunas de las altas estructuras de la inteligencia del Estado, en concreto del CNI, que dirigidas por su actual director han emprendido esta ‘campaña’ contra mi persona, voy a perseguir con todas las herramientas y las garantías que la ley me permite, no sólo que el juez que me investiga sino el conjunto de la opinión pública española conozca las artes con las que, desgraciadamente, proceden y han procedido algunas de estas estructuras de las que se
sirven personas, con nombres y apellidos.

En relación a los atentados del 11M, y de la referencia que mi abogado hizo ante los medios de comunicación vinculando el encargo del BBVA con “acontecimientos luctuosos”, anuncio que:

1. Puedo probar que los servicios de información dejaron de seguir pistas fundamentales para poder descubrir quiénes planearon el mayor atentado de nuestra historia reciente y
que cambió para siempre el curso de los acontecimientos políticos en España. No hubo voluntad política de que se conociera la autoría intelectual de aquella infame atrocidad.
Lamentablemente, nadie quiso adentrarse en toda la documentación que conseguí obtener, y que sin duda, a mayor abundamiento, estará en el Ministerio de Interior y con toda
seguridad, en los archivos secretos del CNI.

2. Ni los responsables del PP estuvieron realmente interesados en conocer cómo se orquestó el atentado, que cambió los resultados de las elecciones del 2004, ni menos aún los del PSOE, que inmediatamente y tras alcanzar el Gobierno, dejaron de tener la urgencia en investigar que habían demostrado los aciagos días 11, 12 y 13 de marzo de 2004.

3. Fueran o no conocedores de la grave acción que se iba a perpetrar esos días de luto, lo cierto es que, a posteriori, otorgaron concesiones inexplicables en distintos frentes que
perjudicaron a los intereses de España, como demostraré ante el juez.

4. Según las informaciones de que dispongo, y que actualmente se encuentran constatadas en los documentos incautados y en poder de quienes seleccionaron “lo que debe llegar y lo que no” al conocimiento de su Señoría (y finalmente de la opinión pública), se señala qué Estado diseñó el protocolo de actuación del atentado del 11 de marzo de 2004,
produciendo una ejecución a través de una muy bien estudiada operación de inteligencia cuyo fin último era condicionar -como así ocurrió- las maleables actitudes y el
volátil comportamiento del votante español.

5. Parte de esta documentación que manejé sobre el 11M, con ayuda de miembros honestos del CNI, se encuentra ahora está en sede judicial, no siendo yo quien la ha aportado.

6. Como ya se ha hecho en otra pieza de investigación, en concreto la conocida como ‘Kitchen’, he pedido al juez y al gobierno la desclasificación de los “objetivos, preparación,
aprobación, ejecución, supervisión y control operativo, identidades de personas participantes y sus últimos responsables (con expresión de sus tareas y responsabilidades) documentación generada u obtenida (tal como oficios, informes, notas de servicios, gastos y otra, en cualquier soporte)”, así como relevar del deber de secreto a los funcionarios intervinientes; y, en consecuencia, que se pueda solicitar al CNI y a la Dirección General de Policía que se remitan todos los oficios, informes, notas de servicios, gastos y otra, en cualquier soporte, elaborados por mi y otros funcionarios policiales y/o agentes o colaboradores del CNI que guarden relación directa o indirecta con el intento de
control del banco que encabezó la mercantil Sacyr y el Sr. Del Rivero, las investigaciones realizadas sobre el tráfico de llamadas e interceptaciones telefónicas que se investigan en
este caso y quien las obtuvo y quien luego me las facilitó, las actas de las reuniones que mantuve con miembros del CNI sobre el atentado del 11-M y sobre el intento de control del
BBVA.

7. En este sentido, los documentos que he pedido que sean desclasificados, pudiendo ver la luz en sede judicial, no sólo me ayudarán a ejercer plenamente, con todas las garantías y
sin cortapisas el ejercicio del derecho de defensa, sino que servirán para desvelar ante los ciudadanos la verdadera trama detrás del atentado y aún no señalada (ni siquiera mediante sentencia judicial) la autoría intelectual.

8. Sean desclasificados o no los documentos solicitados, se cuente o no autorización para poder revelar la identidad de los miembros del CNI con los que mantuve relación profesional y/o de sus colaboradores, así como todo lo concerniente a su estructura económica, y a la desaparición de ingentes cantidades de dinero, estoy dispuesto a declarar sobre ello para señalar la inmensa diferencia que hay (cuando no la total
oposición) entre la campaña dirigida contra mi persona y los hechos y circunstancias reales de mis actuaciones profesionales como ‘agente encubierto’.

9. Resultaría ahora sospechosa una eventual prohibición en este sentido, ya que declaré cuando pude, a pesar de la oposición de los fiscales, parte de lo aquí referido, si bien muy
superficial y sucintamente, gracias a que el propio juez me ordenó que identificara a los miembros del CNI a los que me refería en mis argumentos de defensa.

10. Resultaría incongruente tacharme pública e impunemente de ‘elemento de riesgo para la seguridad del Estado’ y, al mismo tiempo, impedirme declarar sobre mis actividades con miembros del CNI, ya que si no en modo alguno podría acreditar que mis misiones eran especiales y las propias de un policía instituido en ‘agente encubierto’.

2 Comentarios

  1. El 11M lo organizó como atentado incruento, de bandera falsa simulando ataque musulmán, una banda mafiosa del Psoe de Madrid, con móvil de 6000 millones de euros en recalificaciones, para expulsar al PP de Madrid, y hacerse con ellas. Todas las pruebas falsas llevan a la misma cooperativa del Psoe; la cooperativa incluye una distribuidora y almacén de explosivos, por la cual pasaron los explosivos usados para ocultar los asesinatos de testigos en Leganés (haciéndolos pasar por suicidios) y una distribuidora de telefonía móvil por la cual pasaron los famosos teléfonos móviles y de la cual, además, partieron las denuncias iniciales, es decir, las primeras pistas falsas.
    Para el atentado utilizaron gentuza, alguna marroquí, metida en pequeño tráfico de drogas en Vascongadas. El resultado, por el camino que fuese (¿vendieron la información?¿lo hicieron los servicios secretos marroquíes?, fue que esa información, de un atentado de bandera falsa con pistas falsas para hacerlo parecer islamista, llegó a la ETA. Y la ETA se personó y lo magnificó, convirtiéndolo en sangriento, sabedora de que las pruebas falsas preparadas por la banda del Psoe servirían de coartada. Por eso el Psoe perdió interés en investigarlo cuando llegó al poder: porque lo organizó una banda del Psoe.

Comments are closed.