acaloradas feministas
Uno de tantos asaltos a Iglesias

Este último viernes hemos tenido un nuevo curso de amontonamiento feminista para defender los derechos de las mujeres donde hoy día los hombres estamos sometidos a juicio en cuanto hacemos un movimiento, sea el que sea, y que no le guste a este conglomerado de feminismo les pueda parecer que aún estamos en la edad de piedra.

Por suerte para todos, son estos tiempos de racionalidad ante los nuevos retos que esta sociedad, la nuestra, entre todos hemos tenido la valentía de que tenemos los mismos derechos las personas, tanto la mujer como los hombres. Este 8 de diciembre día de la “Mujer Trabajadora “este feminismo intransigente y sectario, solo departen con las voces de sus amos. En esta manifestación orquestada por la izquierda de todo tipo y capitalista, hubo mensajes de intolerable opresión, violencia y discriminación por culpa de una sociedad heteropatriarcal y la economía capitalista. Lo de patriarcal, a mí, me sobra, llevamos tiempo buscando en el baúl de la abuela, donde podría verse palabras rebuscadas y amiguísimas o en libros decimonónicos anclados en muchos siglos de antigüedad. Los tiempos han cambiado y estas señoras que ahora se les llaman feministas. “Feminzis guarrindongas van a simular un aborto en una Iglesia en Valladolid” “feministas agreden brutalmente a tres chicas en Mallorca por no sumarse a la huelga—yo diría manifestación—del día 8 de marzo”. (MD)

¿A esto le llaman estas señoras feministas la liberación de la mujer? Donde una señora vestida con traje de novia ante una Iglesia hace parodia de un aborto bajándose ver por sus panderos regueros de sangre simulada calle abajo. Y decenas de huelguistas de la confederación nacional de trabajo (CNT) gritando vociferando y lanzando folletos ante un evento en el arzobispado de Valladolid. Folletos contra la religión en la educación y el aborto. Sobre estos acontecimientos de disparate el Delegado del Gobierno de la Junta de Castilla y León ha dicho” El sentido en el que lo vemos determinadas personas es el de que todas las personas somos dignas, porque esa dignidad la otorga el ser hijo de Dios, y esa dignidad, es la que da libertad y proporciona igualdad entre hombres y mujeres». Vergüenza debe darle a estos sindicalistas hacen tretas con dinero de todos los españoles, buscando enfrentamientos y lo curioso de todos esto es que, bajo la protesta, como dice Mediterráneo Digital “…bajo la falsa bandera del feminismo, que reclama este movimiento, en realidad, son soflamas que poco o nada tienen que ver con la mujer.

Todas estas sinrazones, atropellos a la moral y los variopintos engendros por los “señores de la guerra “los tiempos cambian, pero las manifestaciones de estos prebostes solo hacen incordiar con malas artes en todos los conceptos de la vida.  La igualdad de condiciones en todos los conceptos de la vida a mujeres y hombres aquí estaba como principal objetivo la liberación del enclaustramiento y la soledad al que estaba sometida desde tiempos inmemoriales la mujer. La educación y la afinidad de las mujeres con los hombres no deben estar sometidas a examen continuamente por colectivos que muchas veces no saben a dónde quieren ir y hasta donde desean llegar. Solo quieren enfrentarnos a una lucha que, tienen conquistadas y bien ganadas las mujeres.