Inmigrante ilegal camerunés viola chica Villaviciosa de Odón

Los hechos sucedieron a las 2:00 de la madrugada del domingo

Dos cameruneses, uno de ellos de 21 años y ya detenido, coincidieron en un autobús con una estudiante inglesa, también de 21 años, en un trayecto hacia Villaviciosa de Odón. Durante el viaje, los cameruneses comenzaron a agredir verbalmente a la chica y se bajaron en la misma parada que ella, la parada del Zoco.

La persiguieron y, al pasar al lado de un callejón, la agarraron del cuello, llevándola al callejón y una vez allí la violaron. Poco después huyeron, momento en el que la chica gritó pidiendo auxilio acudiendo la Policía Local de inmediato. Posteriormente, uno de los violadores fue detenido, no habiendo podido ser encontrado de momento el otro.

Curioso lo que está sucediendo con las manadas de violadores de inmigrantes en España sean cameruneses, argelinos, marroquíes, o de donde sean. Son demasiadas ya las violaciones que están sufriendo muchas mujeres a manos de inmigrantes y esto no genera ningún tipo de alarma social, movilizaciones feministas, ni grandes debates en las televisiones.

Y ya son muchas, demasiadas, las ocasiones en las que esto sucede. Parece que en este país se mira, desde hace demasiado tiempo, quién comete el delito y no el delito cometido. Si el delito lo cometen africanos, parece ser que la sociedad, tan alterada ella cuando el delito lo cometen españoles, ni se inmuta. Debe ser más importante para las del #HermanaYoSiTeCreo que no las consideren racistas, antes que denunciar de la misma forma hechos similares.

Parece ser que si el delito es cometido por inmigrantes se entiende como normal, como si formara parte de su cultura y se entendiera que es difícil cambiar esa cultura. Pero lo más grave es que, cuando el delito lo cometen españoles, no solo las movilizaciones son mucho más numerosas y la alarma social más grande, se comete la gran injusticia de generalizar y considerar a todos los hombres violadores en potencia. ¡Qué asco!