gobierno traidor

Escribo abochornado, abrumado y avergonzado, pues siento vergüenza ajena por la última cagada del okupa de La Moncloa, ése que pide elecciones en Venezuela, mientras se niega a convocarlas en España.

También estoy preocupado por la “ausencia” del Jefe del Estado.

¿Estará enfermo, o es que pasa de todo, siguiendo las “órdenes” de la republicana que tiene a su lado…?

Una nación puede tener la desgracia de estar gobernada por corruptos, incompetentes, y hasta traidores. No son los mejores gobiernos, desde luego, pero en España, después de varios años de PP y PSOE, ya estamos acostumbrados.

Ahora bien, lo que ya no es de recibo es que el Rey (o Presidente de la República, en su caso y en su día, no muy lejano, al paso que vamos), no ejerza las funciones que tiene atribuidas constitucionalmente;

Artículo 56 de la Constitución de 1978:

“El Rey es el Jefe del Estado…, arbitra y modera el funcionamiento regular de las instituciones…, y ejerce las funciones que le atribuyen expresamente la Constitución y las leyes”.

Artículo 62. “Corresponde al Rey:

  1. g) Ser informado de los asuntos de Estado y presidir, a estos efectos, las sesiones del Consejo de Ministros, cuando lo estime oportuno, a petición del Presidente del Gobierno.

h). El mando supremo de las Fuerzas Armadas”.

Y el Art. 8, 1, de la Constitución establece que:

“Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento jurídico”.

Podemos tener un gobierno traidor, por desgracia, que está dispuesto a prostituirse con tal de seguir unas semanas o meses más en el poder, pero lo que no podemos tolerar es que el Jefe del Estado pase de todo, mire para otro lado, con tal de no hacer nada, y se llame a andanas.

¡Para eso no necesitamos un Rey!

Seguramente cualquier presidente de república lo haría mejor.

3 Comentarios

  1. Desde luego para tener un “rey” que no pinta nada ni ejerce poder moderador alguno, etc., sería preferible una república.
    ¡Y mucho más barato, pues no tendríamos que mantener a un centenar de Borbones, por lo menos, con escoltas, coches oficiales, etc!
    Bastaría con mantener al presidente de la república y a su familiar directa, y a nadie más.
    Además, solamente mietras ocupen el cargo.

  2. El Rey no puede hacer más de lo que hace (legalmente).
    Alegar a que es el Jefe Supremo de las FF.AA. y obviar a la vez los otros artículos que regulan las condiciones de su jefatura es demagogia.
    Dudar del compromiso de Felipe VI es absurdo.

    • En realidad, NO ESTÁ HACIENDO NADA.
      Tiene un poder moderador, de árbitro, que no utiliza, o nadie le hace caso…
      Es un auténtico monigote, en manos de su republicana esposa.

Comments are closed.