sánchez

El siniestro Presidente del Gobierno ha dicho en Santander, en reunión con sus sectarios e incondicionales seguidores, que no del tal Sánchez, creo yo, sino de su partido, dijo esta frase: “para, ser español no hay que decir viva España, hay que trabajar por ella” se refería por la manifestación española en la Plaza de Colón en Madrid, comandada por el PP, VOX y C’s. Este lúgubre y macabro, hasta ahora Presidente de la Nación Española, no estuvo en esta concentración, no sé si cogió su avioncito para ir a la capital santanderina, es igual, para decir esta frase hay que tener muy poca vergüenza. Mire usted y le digo en viva voz y creo que tengo mucha, un VIVA ESPAÑA muy fuerte y si estuviera cerca de usted le dejaría sordo, aunque ya lo es de que se infiltro por la puerta de atrás del Congreso, buscando los votos de los traidores, de los etarras y separatistas de España, y no me diga que hay que trabajar por ella, pues claro que sí, cosa que no ha hecho en su vida, al revés, lo único que hiso fue traicionar a nuestra nación siempre que pudo.

También dijo que este domingo, se refería al día de la manifestación española, justificada por españoles y para españoles. Usted con su juego fulero ha ido desmembrando a los españoles desde que se sentó en el sillón de la Moncloa. Usted está gobernando para las provincias catalanas que son el sostén que se ha buscado para seguir en el Gobierno, cosa que hemos visto y el que garabatea este escrito no duda de ello. Nunca gobernó para el bienestar de los compatriotas españoles. No sé si habrá algún paisano que sin trabajar para la nación haya cobrado tantos euros por no hacer nada. Eso sí, se ha dado sus paseítos en un buen avión, por cierto, esos que, en la Plaza de Colón, decían VIVA ESPAÑA, éramos trabajadores que, en un día de fiesta, se hartaron de ser españoles, dando sus vivas a la nación que le vio nacer, mientras tanto estaba usted en ese avión que fue pagado por sus compatriotas, según he sacado por sus manifiestas conclusiones, que para ser español no hay que dar tantos VIVAS a ESPAÑA.

Al parecer la amenaza fantasma la tenemos encima, aunque, a decir verdad, el reloj de su tiempo se le ha parado con los presupuestos. Ya ve usted ya no sirve ni para hacer sombra. No sé  cuánto tiempo estará usted como jefe del Gobierno, posiblemente, lo estará meditando el día de hoy, jueves tarde día 13, cuando deje de darnos amenazas con uñas largas y darnos malas noches un día sí y el otro también, pero de lo que si estoy seguro  es que  su persona nos hace reír en cuanto habla: pero también estoy seguro que sus compañeros de viaje, sus  amigos separatistas, traidores, sediciosos, calumniadores hacía todo lo español se ha reído de usted y, a la par les ha estado engañando desde que se puso hablar con ellos. Hay una frase de  William Shakespeare, que yo le tengo mucho miedo al acordarme de su persona que dice: “De lo que tengo miedo es de tu miedo”. Y, como trabajador que he sido durante 51 años, español de nacimiento y de convicción dejo un VIVA A ESPAÑA, eso sí, de pie y con las manos en los bolsillos.