Motivo Rufián colau preguntas de Vox
Gabriel Rufián ante el Tribunal Supremo

Lo de Rufián es de auténtica vergüenza ajena

Ya sabíamos todos que el juicio a los golpistas del 1 de octubre de Cataluña nos iba a dejar imágenes ridículas de personajes aún más ridículos todavía. En el día de hoy acudía a declarar a ese juicio como testigo, Gabriel Rufián quien, como no podía ser de otra forma ha sido la imagen fiel de él mismo y ha dejado momentos estelares para guardar en el archivo interminable de sus estupideces.

Rufián, que se puso chulito desde el minuto uno delante del Tribunal, se ha dedicado a insultar a Vox, a mentir, a soltar alguna de sus estudiadas y absurdas arengas y a hacer el tonto, que es lo único que sabe hacer y lo que mejor se le da.

El diputado que tan solo iba a estar 18 meses en el Congreso y que se presenta nuevamente a las elecciones, iba en calidad de testigo a propuesta de la defensa de Oriol Junqueras. Llevar de testigo de tu defensa a un tipo como Rufián es como pegarte un tiro en el pie y, para intentar solucionarlo, pegarte otro tiro en el pie sano para que así no notes el dolor del primero.

Es de un patetismo enfermizo lo de este personaje, un andaluz separatista catalán que se pasa el día insultando a todas las personas de las que cobra su sueldo a fin de mes. Un auténtico coñazo de tío, un tonto a las tres, un mequetrefe trepa y pelota. Un simple con la cabeza más hueca que el desagüe de un fregadero.

Al mozo le parece una vergüenza que Vox esté ahí.


Comportándose como un chulo y un macarra en sus respuestas a las Abogacía del Estado.


Otra chulería del menda contestando a Vox y volviendo a insultar.


No saluda a Santi Vila y le hace “la cobra” cuando se va, el show de Rufián tenía que continuar.

En resumen, si la defensa de Junqueras llevaba a Rufián para que les beneficiara en algo, creemos firmemente que con esta actuación lo tienen complicado. No se puede ser más ridículo y más corto que este tipo.

1 Comentario

Comments are closed.