Videoteca evidencia Pedro Sánchez
Pedro Sánchez

Lo de Pedro Sánchez es de vergüenza

En la vida he visto a una persona que se contradiga más a sí mismo que a Pedro Sánchez. Su capacidad para decir una cosa a los demás y hacer él exactamente la contraria llega a tal extremo de descaro que parece incluso enfermizo.

Tras el escándalo del relator, más bien mediador, que quieren poner en sus conversaciones con la Generalidad, la videoteca vuelve a dejar al okupa de La Moncloa en evidencia y es que ya van tantas veces que uno pierde la cuenta de ellas. En esta ocasión ha salido un vídeo de octubre de 2017 en la que el ahora presidente del Gobierno se refería a la figura de los mediadores en Cataluña.

Decía el okupa que si los separatistas buscaban un mediador, podrían ir al Congreso de los Diputados y que no hacía falta que buscaran ningún mediador porque el Congreso era el perfecto mediador para este tipo de cuestiones.

Tras ver esta nueva contradicción, esta nueva mentira, este ejercicio del peor de los cinismos por parte de Pedro Sánchez solo cabe hacerse una pregunta: ¿Es Pedro Sánchez gilipollas profundo o, por el contrario, se cree que somos todos los españoles los que somos gilipollas profundos?

Porque todas estas mentiras de Sánchez, todas estas contradicciones, demuestran una increíble falta de respeto por todos los españoles, sean o no sean votantes del PSOE. Y después surge una pregunta más: Si es capaz de actuar de esta forma en público, ¿alguien se puede imaginar lo que este tipo es capaz de hablar y pactar en privado?

Pues visto lo visto, parece que Sánchez vendería incluso a su madre con tal de seguir donde está. No se puede ser más cínico, más cobarde, más traidor y más mentiroso.