tío de Julen

Reproducimos el artículo publicado por los amigos de La Tribuna de España. Un artículo firmado por su director, Josele Sánchez, un periodista de raza que explica cosas que otros medios obvian.

<<Lo advertíamos ayer desde La Tribuna de Málaga: muy pronto tendremos novedades en la instrucción del Sumario. Y el Fiscal ya ha solicitado la imputación del tío de Julen, propietario de la finca donde murió el pequeño.

Fuimos el primer medio de comunicación ¡el único! en afirmar, ¡antes de que apareciera, siquiera, el cadáver de Julen! que las investigaciones de la Guardia Civil se centraban en el entorno paterno.

Nos acusaron a La Tribuna de España, cómo no, de inventarnos la noticia: “El Rey de las Fake News” vuelve a inventar una noticia falsa.

Hoy, la Fiscalía de Málaga ha presentado un escrito en el Juzgado de Instrucción número 9, en el que pide a la juez que cite a declarar como investigado por un delito de homicidio imprudente al dueño de la finca en la que ocurrieron los hechos, David Serrano.

David Serrano es primo del padre, es decir:  el tío de Julen: blanco y en botella.

Para los investigadores de la Guardia Civil, desde el principio, todas las sospechas se centraron en el entorno paterno: Mediaset, Atresmedia y todos los periódicos de “la prensa del sistema” volvieron a poner en duda nuestra información.

“Es cuestión de tiempo” –respondía yo mismo- desde La Tribuna de España: “la justicia dará y quitará razones. Estoy seguro que no vendrán después los voceros del sistema a pedirnos disculpas”.

Y sigo sin esperarlo. Tampoco las necesito; con su pan se lo coman…

Pero los hechos confirman, una vez más, que sólo La Tribuna de España hizo periodismo auténtico y que mientras los demás esbirros del periodismo se dedicaban a hacer caja vendiendo sus noticias con idénticos mensajes desde Totalán, nosotros rastreábamos los garitos de El Palo profundo, obteníamos información e, incluso, hablábamos con alguno de los agentes encargados de la investigación.

Por eso sabemos que, desde el primer momento, la Guardia Civil encontró contradicciones entre las versiones de los padres (del uno y de la otra) y entre la del tío de Julen, el dueño de la finca, David Serrano.

No sé por qué motivo (aunque lo intuyo) la consigna oficial era “cargarle la culpa al pobre pocero”: como hicieron con Anglés y Ricard en el caso Alcácer; como hicieron con Juan Maeso el anestesista del hospital La Fe de Valencia en el caso de Contagio masivo de hepatitis…

La Guardia Civil comprobó que ambos primos (el propietario de la finca y el padre del pequeño Julen) se habían puesto de acuerdo para declarar lo mismo; sin embargo, no lo consiguieron, ya que los agentes encontraron discrepancias y contradicciones entre una y otra declaración que les hizo sospechar, repetimos, desde el primer momento.

Pero claro, como son de etnia gitana (algo que, por cierto, en ningún momento nosotros comentamos en nuestras informaciones) nuestro periodismo era xenófobo y racista.

Ahora el Fiscal ya ha pedido que se impute al tío del pequeño Julen como responsable de Delito de Homicidio imprudente.

Y esto no acaba más que comenzar.

Eso sí, son tan cínicos que ahora ningún medio publica la relación familiar entre el propietario de la finca y el papá de Julen: primos, es decir, más entorno paterno IMPOSIBLE.

Claro, esto a Ana Rosa Quintana (y a Mediaset) ya no le da para hacer caja. Lo suyo es vender llanto e incrementar las audiencias.

Lo nuestro, lo de La Tribuna de España: hacer periodismo>>.

Lea aquí el artículo original.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL