La gran decisión
Frascuelo concedió la alternativa a Mazzantini

En la vida hay que tomar decisiones y queremos destacar la gran decisión del maestro Luis Mazzantini, que dejó su trabajo para dedicarse al mundo de la tauromaquia, para hacerse matador de toros. Se cuenta así la gran decisión de Mazzantini:

<<Empleado de ferrocarriles era Luis Mazzantini cuando, poco tiempo después de contraer matrimonio, tomó la resolución de dedicarse al toreo, la cual, como es consiguiente, contrarió mucho a su esposa, doña Concepción Lázaro, por la vida de sobresaltos que le esperaba.

Pero Mazzantini, aconsejándole conformidad, le dijo:

— Ten resignación, Concha. Aquí, en España, en este país de los prosaicos garbanzos, no se puede ser más que dos cosas: tenor del teatro Real o matador de toros; un «do» de pecho o una estocada en lo alto es lo que da fama y dinero; ejemplos de esto son «Lagartijo», «Frascuelo» y Gayarre. Yo no sirvo para tenor; pero creo que me hallo en condiciones de dar grandes estocadas, y váyase lo uno por lo otro.

Y tuvo tal acierto, que bien puede afirmarse que resultó premiado con “el gordo”>>.