La filosofía de Lagartijo

Contamos una nueva anécdota taurina, esta vez titulada la filosofía de Lagartijo, y que explica muy bien qué ocurre con el transcurso del tiempo, como nos afecta. Así es la anécdota de la filosofía de Lagartijo:

<<Los toreros de antaño podrían carecer de cultura, pero, hubo muchos con gran talento natural.

No estaban familiarizados con los libros ni se retrataban con uno de ellos en la mano, como hacen algunos de los actuales, mas daban frecuentemente pruebas de muy buen sentido.

Cierto aficionado nada corto de lengua dijo en una ocasión a «Lagartijo» el Grande:

— Cuando toreaba usted en la Plaza vieja no usaba el paso atrás ni otros alivios y tranquillos que usa ahora.

A lo cual contestó Rafael:

— Eso tiene una explicación que voy a darle a usté ahora mismo, y es muy sencilla: cada año que pasa tengo yo uno más, mientras que los toros que salen a la Plaza siempre tienen cinco>>.