Yobana Carril juicio denuncia falsa
Yobana Carril

El relato parece de ficción

El vídeo que la abogada Yobana Carril ha publicado relatando un juicio de violencia género en el que ella ha actuado como abogada defensora del acusado podría parecer un relato de ciencia ficción, pero no lo es.

Un hombre mantiene una discusión con su mujer durante unas vacaciones. Tras esta discusión, ella se dirige al hospital y posteriormente a la Policía con una herida de menos de un centímetro que supuestamente le habría provocado su marido. El parte médico que se realiza en el hospital es ininteligible, ni siquiera otro médico lo puede entender.

Durante el juicio, y a preguntas de Carril, se descubre que la “víctima” había acudido antes de haber recibido esa supuesta agresión a cursos sobre violencia de género. Según la propia “víctima” el motivo para haber acudido a esos cursos no era porque hubiera sufrido violencia de género, era por conocer a la sociedad y la cultura española, ella es chilena, y para hacer amigos.

Posteriormente se cita a la doctora que la atendió y cuyo parte era ininteligible. La doctora relata que en el examen que hizo a la “víctima” se encontró diversas lesiones por su cuerpo que la propia víctima reconoció que se había producido ella misma, se había autolesionado.

Tras este surrealismo en el que se convirtió ese juicio y para sorpresa de todos, el acusado fue condenado a poco menos de un mes de trabajo para la comunidad. Es decir, al juez no le había valido de nada la nula credibilidad que la víctima había demostrado en el juicio y, a pesar de lo descarado de las mismas, todavía fue capaz de condenar al acusado con unas pruebas tan ridículas como la sentencia.

Viendo todo esto hay algo muy claro: Si una mujer decide que se quiere llevar a un hombre por delante, con una acusación falsa y da con jueces como el de este juicio, lo tiene más que complicado, es culpable antes de entrar en la sala donde va a ser juzgado. ¿Todos los españoles somos iguales ante la Ley? Sí, en cualquier lugar del mundo menos en España. En España, si eres hombre, lo tienes muy complicado y eres culpable de entrada.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

  1. A ver si lo comprenden de una vez: está invertida la carga de la prueba, el hombres culpable mientras no se pruebe lo contrario y debe probar su inocencia. Aberrante realidad.

Comments are closed.