Jorge Javier Vázquez artículo Pablo Casado
Jorge Javier Vázquez y Pablo Casado

Jorge Javier Vázquez, uno de los muy mejores amigos de Pedro Sánchez

El televisivo, Jorge Javier Vázquez, en un nuevo paso hacia el endiosamiento en el que vive instalado desde hace muchos años, se ha dedicado esta vez a dar sus lecciones y sus charlas sobre la manifestación de Colón y sobre la derecha, centrando sus dardos en el líder del PP, Pablo Casado.

Es curioso ver al presentador en las últimas galas de sus programas en las que últimamente toma partido y parte, pretendiendo dar lecciones de vida a concursantes, familiares y público en general. Pero lecciones de vida vistas bajo su particular prismas un tanto absurdo, excesivamente promiscuo y peligrosamente instalado en la moda del pensamiento único que obliga a ver las cosas como otros piensen, en lugar de como peinse cada uno.

Nos relata en un reciente artículo en Lecturas cómo ve la situación política actual tras los recientes acontecimientos: manifestación de Colón y convocatoria de elecciones. El “muy mejor amigo” de un presidente que pacta con golpistas, proetarras y comunistas, dice no entender a los manifestantes de Colón, sin citarlos, que abrazan “políticas extremadamente conservadoras que fomentarán todavía más la división entre una sociedad bastante desgarrada“.

Es decir, para el endiosado de Telecinco los que fomentan la división no son los que la fomentan de verdad, con esos hay que dialogar aunque hayan cometido delitos, los que fomentan la división son los que se manifiestan contra quienes las fomentan. A estos últimos los califica de “extremadamente conservadores”, que debe ser lo peor de la sociedad. Nada como estar hablando en un programa que nada tiene que ver del miembro de uno, del miembro del otro, o en qué postura le gusta más, si encima o debajo.

Pero lo mejor del artículo llega cuando habla de Pablo Casado de quien dice que es el que más le inquieta porque “alterna una sonrisa perenne con una dialéctica peligrosamente belicosa“. Me pregunto cuándo habrá escuchado este hombre a Pablo Casado unas palabras que constituyan una “dialéctica peligrosamente belicosa”. A mi me parece más “peligrosamente belicoso” aliarse con herederos de asesinos etarras o golpistas que quieren destrozar un país. Eso sí que es “peligrosamente belicoso”, además de ser una provocación.

Pero no, con esa gente hay que dialogar. Me pregunto si Vázquez dialogaría con el ladrón que intenta robar en su casa o con el agresor que intente partirle la cara. Es posible que él crea que los delitos cometidos se arreglan con diálogo, pero yo creo que con el diálogo lo único que conseguiría es que ese ladrón intentara robar en su casa de nuevo o que ese agresor volviera a intentar golpearle.

En este artículo, Vázquez no hace otra cosa que realizar un ejercicio de cinismo puro y duro. Y es, además, un ejercicio de cinismo de lo más básico porque critica a una sociedad que practicaría lo que él mismo practica en su artículo, ver fatal que otros no piensen como él. Vázquez, el endiosado, acaba cayendo en su propia trampa. Todo lo que tenga que ver con su pensamiento, es bueno. Lo demás, o peligrosamente belicoso o extremadamente conservador. Todo lo que tenga que ver con Jorge Javier Vázquez es “chachi piruli”.

2 Comentarios

  1. Este tipo,J.Vazquez es como el programaque presenta,dirige o lo que sea que haga en él,pura mierda!

  2. Los periodistas izquierdistas son tergiversadores hasta la médula. E hipócritas. No hay más que ver a este millonario rojo.

Comments are closed.