gracias majestad

Con la más firme de mis convicciones y el más fuerte de mis sentimientos, hoy me complace sobremanera gritar a todo pulmón las dos palabras que me sirven de título y que quiero repetir tantas veces como hagan falta. Gracias Majestad, por su bonhomía, por su talento, por su valentía y sentido de Estado.

Gracias Majestad, por la firmeza en sus apariciones públicas que tanto bien hacen a España y a todos aquellos pueblos de la Tierra que nos tienen como espejo donde mirarse.

Gracias Majestad por habernos recordado que la democracia no puede estar por encima el Derecho.

Gracias Majestad por su integridad vital al servicio de España y por sus innumerables testimonios de ejemplaridad en un país que sufre del mismo mal que tantos otros, donde la familia se quiere dejar en el rincón más olvidado para intentar que se instale una forma de vida de libertinaje, descreimiento y desapego, donde tengan cabida todas las traiciones y deserciones morales que nos conduzcan a lugares hace mucho tiempo olvidados.

Gracias Majestad, por haber sabido pronunciarse con serenidad, no exenta de firmeza, cada vez que los traidores de la patria han querido mancillarla.

Gracias Majestad, por haber respondido con sabiduría y buen tino a quienes creían que atacando a su egregia persona lograrían abrir grietas en nuestras mejores esencias. Gracias Majestad por su constante e indisimulado patriotismo.

Gracias Majestad por ese merecido premio que le ha otorgado la Asociación Mundial de Juristas, que nos llena de orgullo a todos los españoles.

Y muchísimas gracias Majestad, por haber sido y seguir siendo la roca indestructible tras la que todos los españoles de bien -que somos la mayoría- podemos refugiarnos en la seguridad de que, con su ejemplo, nos servirá de acicate para centrar todas nuestras sinergias en pos de una España en la que quepamos todos nosotros, y todos nuestros descendientes. GRACIAS MAJESTAD.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

  1. El Rey HA VUELTO…, de sus sempiternas AUSENCIAS, o vacaciones.
    ¿Por cuánto tiempo…?
    Sigo pensando que un presidente “de la cosa” nos saldría más barato.

Comments are closed.