Garamendi

Hoy han coincidido tres noticias con tintes económicos en los periódicos. La más grave, las propuestas del señor Garamendi presidente de CEOE a las empresas, en las que propone ampliar el sueldo mínimo en los convenios colectivos, además de clausulas para que los trabajadores no pierdan poder adquisitivo y una subida lineal en las empresas de hasta un tres por ciento. Otra sorprendente, la de la señora Carmena, rabiosa antisistemas, donde reconoce que “una sociedad sin empresas no es viable” y por ultimo declaraciones del señor Ferraro, catedrático de economía, para mí el economista más creíble y realista de Andalucía, en la que afirma que la llegada del nuevo gobierno a la Junta de Andalucía, no traerá cambios significativos.

No dudo de la capacidad intelectual del presidente de los empresarios, pero si puedo asegurar que este señor, carece del más mínimo sentido empresarial. Este señor al que sigo muy de cerca desde su reciente nombramiento, parte siempre desde la premisa impuesta por los sindicatos españoles de que “la prioridad” de las empresas es garantizar el beneficio de sus trabajadores. No quiere enterarse, al igual que los sindicatos, que para que las empresas aumenten plantillas y mejoren los salarios de sus empleados, tiene antes que darse la estabilidad de la misma y su posterior crecimiento y no al contrario. Este señor, como buen político, va justo en la misma línea de todos los partidos del actual arco parlamentario español y es la imposición de más y más estado. Cuando llegue VOX, también lo analizaremos, aunque debo admitir que las pequeñas pincelas económicas, dada hasta la fecha van a más de lo mismo. Nadie con el más mínimo sentido empresarial, puede estar a favor de los Convenios Colectivos. Convenios que firman personas ajenas a las empresas y ajenos a la situación de la misma. Para los que no me han leído con anterioridad, les diré que estos convenios, son memorándum de “como cerrar una empresa en un par de meses” a los demás, valga como recordatorio al igual que al señor Garamendi.

Mientras todos los organismos económicos  independientes  con un mínimo de credibilidad acusan al incremento del Salario Mínimo Interprofesional  como un paso atrás en la creación de riqueza y de puestos de trabajo, Este señor que al parecer es ajeno a la realidad empresarial en España, todavía no se ha enterado de que más del noventa y nueve por ciento de las empresas que inician una actividad cierran antes de cumplir el año de vida, se muestra como el mejor de los sindicalistas, propone, endurecer aún mas para las empresas, estos convenios y en general dificultar aún más la viabilidad de las mismas.

 

Contenido patrocinado:
Artículo anteriorEl número de tontos sigue creciendo
Artículo siguienteConcertados, pagar la libertad
Faustino
Terminadas mi obligaciones genéticas; lo de cultivar los arboles, garantizar la continuidad de la especie y escribir un libro(este lo tengo escrito aunque no publicado) me dedico a darle voz a todo lo que me descuadra en mi rededor, muy especialmente la falta de justicia en su mas alto concepto. Cuando no lo hago se me aparece mi padre y me recuerda que "nunca se ha escrito nada de ningún cobarde" como apenas puedo dar voz, escribo pequeños textos para intentar suplir "mi afonía" y ademas me esfuerzo intentando que lleguen a la gente. Tengo infinidad de escritos publicados en "círculos menores" He sido pregonero de la Semana Santa de mi ciudad, Tomares. Mi blog personal es Incorrectamente Politico, encabezado por una foto de George Orwell y su mas famosa frase: Periodismo es publicar aquello que alguien no quiere que publiques, todo lo demás son relaciones publicas.