Galantería torera
Un cuadro de Félix Cuadrado Lomas

Galantería y toreo van de la mano. Algo que se puede comprobar en esta costumbre pretérita, en la que la galantería torera se manifestaba en ceder el primer toro cuando se toreaba por primera vez con nuevo matador de toros. Así se cuenta en El Ruedo esta galantería torera:

<<El 23 de febrero de 1913 se celebró en Málaga una corrida de toros en la que Ricardo «Bombita» cedió el primer toro al diestro malagueño Paco Madrid, qué había tomado la alternativa en la Plaza madrileña el 15 de septiembre del año anterior.

Pero tal cesión no tuvo otro carácter que el que puede tener un acto de galantería, cosa muy frecuente en otro tiempo, cuando un diestro señalado alternaba por primera vez con un nuevo matador de toros, y más tratándose de la ciudad natal de éste, pues Paco Madrid era de Málaga.

Casos como el citado se registraban a menudo antiguamente>>.