Fascistas o Patriotas

Ayer leía en la prensa digital el último ataque de Arran (organización juvenil de la CUP) y los CDR contra VOX, quemando contenedores y lanzando piedras, botellas y vallas contra los mossos y algunos de los asistentes al acto. Es la última de una larga lista de acciones violentas que estos estólidos bambarrias han realizado, quizá para emular a sus predecesores, los camisas verdes o “Escamots” de Estat Català.

Estos bodoques, malos imitadores de los Comités para la defensa de la revolución cubana, se parecen mucho a la organización fascista fundada por Manel Pagès. Pero no se te ocurra, querido lector, compararlos con el nazismo. Porque glosar los parecidos de los hijos de la esvástica con las acciones del movimiento nacional separatista catalán, supone para el buenismo más tartufo, “banalizar el nazismo”. Y no tiene nada que ver.

Así que cuando se hable de los actos coactivos y agresivos de las Sturmabteilung (SA), secciones de asalto hitlerianas de Ernst Röhm, no las compares con los acosos a magistrados y a sus familias, a los ataques al Tribunal Supremo, sedes de partidos no afectos al régimen o a sus líderes, o amenazas, agresiones y palizas a ciudadanos en Cataluña, porque no tiene nada ver.

Cuando los nazis siguiendo las directrices de Hitler, pintaban puertas y fachadas de los judíos alemanes para que se supiese que allí residía o trabajaba un enemigo del régimen, no lo compares con los carteles amenazantes y las pintadas que han sufrido, por ejemplo, particulares no independentistas en Sallent y Balsareny (octavillas colgadas en paredes de algunas calles con la foto, el nombre completo, la matrícula del coche y hasta las rutinas de algunas personas contrarias a los postulados independentistas), porque no tiene nada ver.

“Logré comprender igualmente la importancia del terror físico para con el individuo y las masas”.

Adolfo Hitler

“La brutalidad es respetada, la gente necesita un temor sano. Ellos quieren temer a alguien. Quieren que alguien los asuste y los haga temblar sumisos”.

Ernst Röhm.

“Somos conscientes de que Alemania sólo será libre cuando los judíos hayan sido expulsados de la vida cotidiana del pueblo alemán”.

Julius Streicher.

“Los invasores serán expulsados de Cataluña, como lo fueron en Bélgica, y nuestra tierra volverá a ser, bajo la República, en la paz y trabajo, señora de sus libertades y sus destinos”. 

Carles Puigdemont, ex Presidente de la Generalidad. Prófugo de la justicia.

En definitiva, cuando pienses en los nacional separatistas catalanes, no afirmes, publiques o sugieras nada que pueda comparalos con el nazismo… Porque no tiene nada que ver.