Estilo torero para pedir

Traemos una anécdota protagonizada por un torero de plata, Manfredi. Este torero tenía un estilo torero para pedir muy particular. Un estilo torero para pedir participar como subalterno en los festejos. Así lo hacía Manfredi:

<<Para hombre avisado y con gracia, el ex banderillero José Manfredi.

Cuando le hacía falta torear, buscaba a los matadores en la puerta de caballos, les pedía una corrida, y como en tal momento no se dan cuenta de lo que les hablan -sonámbulos del miedo, según él- todos accedían a su petición.

Llegado el día, se presentaba Manfredi en la Plaza, dispuesto a torear, y el matador le preguntaba: «¿A qué vienes tú?» «Pues a torear contigo» «¿Y quién te ha mandao venir?» «¿No te acuerdas que te pedí en Madrid la corrida antes del paseo y me dijiste que sí?».

Solamente Antonio Márquez le falló una vez. Se acercó a él en el sitio de costumbre y le dijo:

— Oye, Antonio. ¿por qué no me das la corrida del jueves en Barcelona?

— Porque no, porque estoy con mis cinco sentidos, ¿sabes?

Quedó cortado Manfredi, pero en seguida se repuso y exclamó con mucho fuego:

— ¡Olé los valientes! ¡Eres «Frascuelo» y «el Espartero» en una pieza!

Y, claro, Márquez acabó dándole la corrida>>.