Indecente Pepiño Blanco manifestación de Colón
Pepiño Blanco

Pepiño Blanco, el gasolinero

Demasiado indulgente está siendo la historia, de momento, con los miembros y “miembras” del PSOE que formaron parte del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Los Pepiño Blanco, Aido, Pajín, Caldera, Solbes, etc… no han pagado todavía todo lo que hicieron a España y a los españoles en todos los años en los que tuvimos la desgracia de sufrirlos en el gobierno.

Pero ahí sigue, pegándose la buena vida y como si nunca hubieran roto un plato. Uno de los peores fue sin duda el indecente, Pepiño Blanco. El “gasolinero”, al que esperemos que la historia ponga alguna vez en el sitio que de verdad le corresponde, ha hablado en los últimos días. Y lo ha hecho para insultar a las personas que se manifestaron el pasado domingo 10 de febrero en Madrid, ejerciendo su libertad de expresión y pidiendo algo a lo que tienen derecho.

Pepiño, que si se muerde la lengua se envenena, tuvo unas palabras para los manifestantes y fueron de lo más indecentes, muy propias de un bicho como él: “Demasiado facha para tan poca cosa”, dijo el Zapatero 2. Y este tipejo fue miembro de un gobierno socialista. Esta inmundicia con patas y con nariz de loro insulta a todos los que han pagado su sueldo, a todos de los que vive y de los que aún sigue viviendo.

Es una vergüenza de qué forma está insultando todo el PSOE, y todos los lacayos a su servicio en las redes sociales, a los manifestantes del pasado domingo. Insultos que nunca reciben los indepes golpistas. Insultos con los que no se atreven a calificar a los proetarras que salen a la calle día sí y día también. Insultos con los que no se dirigen a los perroflautas que queman contenedores, rompen escaparates y golpean a la Policía cada vez que se manifiestan. Insultos que debería recibir a diario un personaje como Pepiño Blanco, el gasolinero, por haber contribuído a arruinar España durante ocho años con José Luis Rodríguez Zapatero.