El bien y el mal

Toda la sociedad española sin distinción de ideología política, no comprende el empecinamiento de la Jueza de mantenerle en prisión, en lugar de adoptar otras medidas menos gravosas, más sensatas, prudentes y legales y finalmente, humanitarias.

He analizado varias veces los argumentos de la Jueza para ese empecinamiento y no solo producen indignación, sino que además de ser inhumanas e ilegales dadas las circunstancias que rodean el caso, dejan a la justicia española en niveles de degradación infinitas.

Nadie duda que el ser humano mueve su conciencia entre el bien y el mal.

El bien la representa la Justicia, la caridad, la humanidad, y el buen comportamiento personal, familiar, social y profesional.

El mal lo representa la injusticia, la falta de sentimiento, y el mal comportamiento personal, familiar, social y profesional.

En el caso que nos ocupa, es evidente y manifiesto que la Jueza del caso Zaplana representa el mal profesional, el mal caritativo, el mal humanitario.

Son pocas, pero existen y así la Iglesia lo tiene reconocido que hay personas a las que se les practica lo que se conoce como “exorcismo” para librarlas del mal imbuido en su cuerpo.

También te puede interesar...


Otras sugerencias



Artículo anteriorSantiago Abascal contesta a Pedro Almodóvar tras sus ridículas declaraciones en los Goya
Artículo siguienteHistoria de la plaza de toros de Valdemorillo
Miguel Bernad
Letrado del Ayuntamiento de Madrid, donde fue asesor del polémico concejal Ángel Matanzo. Miguel Bernad se presentó en las listas del Frente Nacional para las elecciones al Parlamento Europeo de 1987 y de 1989, y fue su secretario general hasta que el partido heredero de Fuerza Nueva se disolvió en 1993. Bernad registró otro partido, Derecha Española.​ En mayo de 1995, Miguel Bernad fundó el sindicato Manos Limpias, con sede en la madrileña calle Quintana. Desde entonces, Manos Limpias está presidido por Francisco Jiménez Luis y su secretario general es el propio Miguel Bernad.