Primer chiringuito Susana Díaz
Susana Díaz

El Consorcio Guadalquivir y la fundación Mediara

Según publica El Confidencial, las auditorías que está realizando el nuevo gobierno de la Junta de Andalucía está comenzando a dar sus frutos. Empieza a caer el entramado de chiringuitos que el PSOE tenía montado en andalucía para mantenerse en el poder por los siglos de los siglos.

Los primeros en ser auditados y cuya propuesta de cierre se planteará en próximo Consejo de Gobierno de la Junta, son el Consorcio Guadalquivir y la Fundación Mediara. El Consorcio Guadalquivir es un ente público que se constituyó en 2011 con el objetivo de potenciar el turismo en los municipios ribereños del río y cuya presidencia ostentó el entonces presidente de la Junta, José Antonio Griñán. El consorcio estaba participado por la Junta, las diputaciones de Cádiz, Córdoba, Granada, Huelva, Jaén y Sevilla, los sindicatos UGT y CCOO y la Confederación de Empresarios de Andalucía.

A este chiringuito se le dotó de un presupuesto de dos millones de euros, nada menos, y su única actividad, según informa El Confidencial, se produjo el día de su inauguración. Para esa inauguración se organizó una fiesta para 500 personas cuyo coste fue de 200.000 euros. La inauguración se celebró en octubre de 2009 en Sevilla, aunque no fue hasta 2011 cuando la Junta aprobó la creación de este consorcio.

La Fundación Mediara se creó para la mediación y el arbitraje en Andalucía. Se creó el 30 de noviembre de 2009 y en los últimos presupuestos de la Junta se dotaron 200.000 euros para ella. La fundación contaba con un solo trabajador y con una Junta Directiva que tenía rango de alto cargo. Y lo peor, toda su actividad se realizaba con contratos externos y adjudicaciones a asociaciones profesionales. Ni resolvía demandas ni asistía en casos pero tenía un patrimonio de 1,77 millones de euros.

Como el nuevo gobierno de Andalucía se dedique a levantar las alfombras, que esperemos lo hagan, va a salir de todo de debajo de ellas. El tinglado que tenían montado los socialistas a costa de los impuestos de todos los andaluces y para perpetuarse ellos en el poder era vergonzoso. Todos lo conocíamos, todos nos lo imaginábamos, pero por supuesto no lo conocíamos al detalle.

Esperemos que se vayan eliminando todos ellos y que veamos desfilar a sus responsables por los juzgados.