Carles Torras Susanna Griso
Carles Torras junto a Susanna Griso

Lo de Carles Torras es digno de estudio médico

Pero de medicina mental. Lo de este tipo y sus barbaridades en Twitter, siendo marido de Susanna Griso como es, ya no tiene perdón alguno. Se ha metido con todo el mundo de Cataluña y del resto de España que no apeste a independentismo. Pero comparar, como hoy ha hecho, a Pablo Casado, Santiago Abascal y Albert Rivera con el general serbio Milosevic ya no tiene perdón de Dios.

Slobodan Milošević fue acusado por el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia de crímenes de guerra, contra la humanidad y genocidio, presuntamente acaecidos durante la guerra de Yugoslavia, tal y como fijó la fiscalía, y algunos documentos y declaraciones de testigos.

Que este impresentable, este inmundo de Torras, compare a tres líderes de tres partidos políticos españoles con un personaje acusado de genocidio y crímenes contra la humanidad es sencillamente delirante. Que un tipejo que vive de fábula gracias a todos los españoles diga cosas como estas, no solo le dejan a él a la altura del betún, también lo hace con su mujer que vive de los espectadores de toda España, no solo los catalanes.

Ya está bien de aguantar a este descerebrado insultando a políticos que representan a millones de personas sin que nadie le diga nada, empezando por su mujer y terminando con la empresa para la que trabaja: Atresmedia.

Habrá que recordarle a este descerebrado y alienado separatista que no todo vale y habrá que recordárselo también a su querida esposa y a la empresa para la que trabaja, apagando la televisión cada vez que salga la separatista consorte por la caja tonta, sobre todo cuando sale ella.