General Podemita Julio Rodríguez
Julio Rodriguez

Y este tío ha sido JEMAD

Uno de los muchos regalos envenenados que nos dejó el infausto gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero fue el personaje al que nombró Jefe del Estado Mayor, Julio Rodríguez. Tras la aparición de Podemos, Rodríguez corrió raudo y veloz hacia la formación podemita para intentar conseguir algún cargo público de relevancia.

Tras muchos intentos fallidos por conseguir ser diputado sin éxito, Rodríguez se centró en la Comunidad de Madrid para intentar llegar a algo, por supuesto con la ventaja que supone ir de la mano del jefe. Desde su llegada al podemismo, Rodríguez ha intentado mimetizarse con sus compañeros de partido adoptando el mismo lenguaje y las mismas poses ridículas y populistas con las que el podemismo intenta engañar a la gente.

Han sido muchas las ocasiones en las que a Rodríguez, intentando ser como ellos, ha parecido írsele la pinza por completo. Pero la última del ex-JEMAD ya es de nota. Sinceramente es tan absurda y ridícula que es casi imposible entender lo que quiere decir a no ser que te pongas a su altura y te transformes en estúpido profundo.


Bien, pues dicho esto, el general podemita se debió quedar tan ancho. Dicho esto, queda claro que Rodríguez da el pistoletazo de salida a su campaña electoral para intentar de una forma definitiva conseguir tocar moqueta en esta legislatura. Dicho esto, todos nos ponemos histéricos si tenemos en cuenta que un personaje así ha llegado a ser Jefe del Estado Mayor.

Parece mentira cuánto tonto anda suelto. Y parece mentira que para esos tontos, España sea un país de tantas oportunidades. Para echarse a temblar.