Desokupa okupas marroquíes
Momento de la detención de los okupas

Clama al cielo

Lo que está sucediendo en España con la falta de respeto y de defensa de la propiedad privada por parte del estado es algo que clama al cielo. El estado, cuya principal función es la protección del ciudadano, estando incluso legitimado para utilizar la fuerza y la violencia en esa protección, se está lavando las manos con el asunto de los pisos okupados, protegiendo más a los okupas que a los legítimos dueños de esas propiedades.

La empresa “Desokupa” ofrece el servicio al propietario que no le ofrece el estado. En un reciente servicio ofrecido por “Desokupa” se han encontrado con la oposición frontal y la violencia de unos okupas marroquíes que, no solo se negaron a abandonar la casa, también se negaron a atender las órdenes dadas por la propia policía autonómica, por Los Mozos de Escuadra.

Debido a esto, los marroquíes fueron detenidos. El responsable de “Desokupa” ha publicado un vídeo en el que, visiblemente indignado, denunciaba la manipulación que estaban sufriendo por parte de medios de comunicación y algunas plataformas diciendo que entre los “okupas” se encontraban familias con menores.

En este vídeo muestra, además, el corte sufrido en un guante “anticortes” con el que arrebató un cuchillo a uno de los okupas, quienes recibieron a la policía “fumando porros” y “metiéndose rayas de coca”.

Parece que en este país, que está perdiendo el norte, tienen más derechos los ilegales delincuentes que vienen de fuera, que los españoles que pagan sus impuestos y viven sin molestar a nadie. Ya está bien de cuentos de racismo y de mentiras varias. La cosa va de delincuentes y de gente que sufre las tropelías de los delincuentes. Todo lo demás son cuentos.