Todas las víctimas de ETA Juan Marcos González
Juan Marcos González

El 9 de mayo de 1978

La mañana del 9 de mayo de 1978 era asesinado el guardia civil Manuel López González en Pamplona. Pero los asesinatos de ETA no habían acabado todavía. Ese mismo día, aunque ya por la noche, una patrulla de la Guardia Civil realizaba labores de vigilancia y de protección en los alrededores del acuartelamiento de Inchaurrondo en San Sebastián.

En el vehículo viajaban cuatro agentes. Cuando el vehículo circulaba por los alrededores del cementerio de Polloe fue ametrallado por dos etarras que dispararon desde una tapia de unos tres metros de altura y que se encontraba cercana a la carretera.

Como consecuencia de esos disparos fue herido gravemente el conductor del Land Rover, el agente Juan Marcos González y el también agente de la Guardia Civil, Miguel Ángel Íñigo Blanco. Juan Marcos González fue trasladado a un centro hospitalario donde fallecería minutos después de ingresar. Miguel Ángel Íñigo Blanco fue también trasladado a un centro sanitario y falleció días después, el 15 de mayo de 1978.

Los otros dos agentes también resultaron heridos. Juan Jiménez Bermúdez, de Corite (Sevilla), tenía 23 años; y José Amado Juan, natural de Huelva, tenía 22 años. A pesar de las heridas, consiguieron saltar del vehículo y repeler la agresión.

En 1982 fueron condenados por este atentado los miembros del grupo Xenki de ETA Antonio García del Molino e Ignacio Apilañez Olalde a 50 años de cárcel cada uno. En la sentencia se establece que ambos estuvieron vigilando durante veinte días el recorrido de un Land Rover de la Guardia Civil. El 9 de mayo se ocultaron junto a la tapia del cementerio de Polloe en torno a las 23:00 horas de la noche. Cuando vieron que pasaba el vehículo con los cuatro agentes, los etarras abrieron fuego disparando varias ráfagas.

Juan Marcos González era de Llanes (Asturias). Tenía 20 años y estaba soltero. Su padre también fue miembro de la Guardia Civil, igual que uno de sus hermanos. Llevaba un año destinado en San Sebastián y estaba a la espera de conseguir el traslado a Galicia. La madre de Juan, María González Rodríguez, se enteró del asesinato de su hijo en su casa de Sarriá (Lugo). En febrero de 2007 recordaba en declaraciones a El Correo que hizo el viaje a San Sebastián por su cuenta “en un taxi que nadie me pagó. Nadie nos arropó, cuando llegamos nos encontramos la caja, nada más”. Tiempo después falleció el hermano de Juan, “seguramente a consecuencia de aquello, porque siempre lo tuvo presente en la cabeza”, señaló la madre.

D.E.P. Juan Marcos González, guardia civil asesinado por ETA el 9 de mayo de 1978 en San Sebastián (Guipúzcoa)