Taxi frente a VTC

Tenemos, tanto en Barcelona como en Madrid, al taxi en pie de guerra y en algunos casos contienda violenta totalmente rechazable; una vez más el rehén es el inocente ciudadano sin que las autoridades le protejan. Al mundo del taxi, recordemos que opera bajo licencia, le han salido multitud de competidores: coches de alquiler por trayectos, licencias de VTC (alquiler de coches con conductor) y ciudadanos que comparten destino. Frente a ellos y ante el desconcierto de los poderes públicos el taxi de siempre está perdiendo la batalla.

Después de hipotecarse con licencias a precios de oro, otros sin esta pesada hipoteca fruto del ’númerus clausus’ de las licencias, están compitiendo por los mismos clientes.

La vida suele ir por delante de la ley y no todo el mundo se conforma con vivir sin innovar nada. Desde hace mucho se sabe que la competencia es sana y que al cliente es bueno no tenerlo cautivo sino ganárselo, día a día, mejorando el servicio. Los nuevos servicios se basan en calidad precio y realmente, en ambos estándares, había margen de mejora.

Si como dice la ley son negocios distintos tendrán que ser distintos, no es justo que la costumbre les lleve a coincidir en los comportamientos cuando su licencia no les habilita para ello. Hasta llegar a la necesaria y justa liberalización del transporte cada uno tendrá que trabajar según esté legislado.

No entiendo nada. ¿No será hora de plantearse que las concesiones y licencias lo complican todo y que un mercado libre, con una legislación adecuada, es el mejor ecosistema para el buen negocio? ¿Alguien me lo explica?

 

@jmfrancas

Canal de YouTube del autor

2 Comentarios

  1. A ver si os aclaráis. El artículo “siempre nos quedará los autónomo ” estuvo genial porqué es un sector muy castigado y poco reconocido. ¿Y cuando toca hablar del taxi os ponéis en su contra? A ver si nos enteramos que también son autónomos. Al final me habéis defraudado. Habéis caído en la misma manipulación y en el simplismo de la mayoría de periodistas y el querer dar carnaza sin explicar cuál es el verdadero problema. Solo piden que se implante la ley. ¿Hasta este punto hemos llegado que a todo el mundo le da igual que la ley no se cumpla? Vale, pues nada, que cada uno haga lo que quiera en cuestión de leyes. Que pronto se olvidan las buenas cosas como que trabajan gratis en infinidad de ocasiones como en los atentados, mientra VTC duplican o triplican precios. A todos los listos que se quejan, cuando les toque a ellos defender sus derechos,que hagan sus huelgas en un descampado sin molestar a nadie, a ver si así les funciona. Que fácil es hablar y dar soluciones estupidas cuando a uno no le influye.

    • Hola José Manuel, gracias por tu comentario. Este artículo es la opinión de un colaborador de El Diestro. El Diestro está abierto a las colaboraciones de sus lectores, por lo que te animamos a participar si es de tu interés. Un saludo.

Comments are closed.