Precauciones con los Miura

Os traemos una nueva anécdota relacionada con la mítica ganadería de Miura. Una anécdota que hemos titulado precauciones con los Miura y que se publicó en el semanario El Ruedo, número 701 de noviembre de 1957. Dice así la anécdota de las precauciones con los Miura:

<<Cuando la fama de los toros de Miura se hallaba en su apogeo (hace unos cincuenta años) fue a Sevilla el empresario de una Plaza andaluza para contratar a un matador que no hay por qué nombrar.

Pronto quedaron de acuerdo en el dinero del ajuste.

— ¿Ganado? —preguntó el diestro al empresario.

— De Miura — contestó éste con cierta satisfacción.

— Conque… de Miura, ¿eh?

— Sí. No pretenderá usted volverse atrás por esta circunstancia. Usted es un torero valiente y con recursos de sobra para torear todo lo que le echen.

— Bueno… Verá usted. ¿Cuántos burladeros tiene la Plaza?

— Seis —contestó el empresario con extrañeza.

— Pues ahora mismo le rebajo a usted cincuenta duros en el precio convenido y va usted a colocar otros seis. ¿Estamos? Y no se hable más del asunto>>.