Podemos demuestra ser un partido débil

La portavoz de Podemos en el Congreso de los Diputados, Irene Montero, ha dicho esta mañana que su formación está dispuesta a negociar con Íñigo Errejón una candidatura conjunta a la Comunidad de Madrid, como van a hacer en el Ayuntamiento de la capital de España con Manuela Carmena. Una decisión que se contradice con lo anunciado la pasada semana por el propio Pablo Iglesias y con la que Podemos demuestra ser un partido débil.

Y se demuestra que Podemos es un partido débil por ese cambio de opinión y porque se entregan a un traidor, porque Errejón, con la decisión que anunció el mismo día en el que se celebraba el quinto aniversario de la formación morada, traicionó a Podemos.

Imaginamos que los podemitas habrán echado cuentas, habrán hecho sus encuestas y se han dado cuenta del desastroso resultado electoral que cosecharían separados de Errejón, además de la huída de afiliados y cargos que se apuntarían al nuevo proyecto. Y eso es lo que les ha llevado a rectificar su primera decisión.

Pero la imagen es pésima y con este cambio de opinión Podemos demuestra ser un partido débil, debilitado por las guerras internas y sin un rumbo claro, tras el viraje del propio partido socialista hacia la izquierda.

Esperamos que así siga Podemos, hacia el abismo…