Paz Padilla Sálvame Julen
Paz Padilla

Para que se lo haga mirar

Desconozco si Paz Padilla es así de torpe, si le falta un hervor o si, simplemente, no sabe salir por televisión sin decir imbecilidades y absurdeces, aunque en la mayoría de los casos no venga ni a cuento.

Uno de los personajes más pesados y cargantes que podemos encontrar en nuestra sociedad es aquel que, cada vez que te ve, tiene que contarte un chiste y que, una vez lo cuenta, es, además, el primero en reírse a carcajadas de sus propios chistes. Así es como me imagino que será Paz Padilla en su vida real o, por lo menos, lo que a mi me demuestra ser cuando la veo por televisión.

En el programa de Sálvame de las últimas fechas están hablando a diario del dramático asunto de Julen conectando con el periodista, Javier Negre, y haciendo un debate con expertos en la materia conducido por el presentador del programa al que le corresponda presentarlo cada día.

Uno de los días, Javier Negre comentó sobre Julen que él iba a “rezar por Julen y que pediría que lo hiciera todo el mundo”. Hasta ahí la petición de Negre. Pues bien, cuando Padilla pensó que ya no la oía nadie, puesto que pasaban a un reportaje, espetó sin venir a cuento: “Pues yo no rezo”. Pensará que a nosotros nos importa lo que ella haga o no haga, pero decir algo así demuestra una estupidez supina y un no saber estar en este tipo de situaciones.

En otro de los programas, y mientras conducía el debate de la mesa de expertos, estos hablaban de lo que había supuesto la caída de Julen en ese pozo y de cómo se encontraría. Padilla, que no sabría qué decir pero que pensaría que tenía que decir algo soltó su memez del momento: “No soy ingeniera pero me he tirado muchas veces por un tobogán”.

Tras los múltiples comentarios que ha habido sobre el teme en redes sociales y su evidente incapacidad para tratar asuntos así, Padilla ha sido apartada por parte del programa de esos debates. La verdad es que no consigo entender cómo a su edad y presentando un programa de televisión, sea el que sea, se puede ser tan simple.